30 de julio 2021 - 00:00

Schiaretti llamó a trabajar "sin agresiones", en foto electoral

Acto de gestión unió a precandidatos peronistas que, tras falta de acuerdo, irán separados a las urnas.

Postal. Juan Schiaretti, anfitrión ayer en la inauguración de un puente en Villa María. Dijeron presente tres precandidatos de Hacemos por Córdoba (Alejandra Vigo, Natalia de la Sota y Eduardo Accastelo), y uno del FdT, Martín Gill.

Postal. Juan Schiaretti, anfitrión ayer en la inauguración de un puente en Villa María. Dijeron presente tres precandidatos de Hacemos por Córdoba (Alejandra Vigo, Natalia de la Sota y Eduardo Accastelo), y uno del FdT, Martín Gill.

La inauguración de un puente entre Villa María y Villa Nueva delineó ayer una foto con impronta electoral en Córdoba, al reunir -en plan de gestión- a precandidatos al Congreso de extracción peronista que, tras haber naufragado los intentos de acuerdo, irán a las urnas por separado el 12 de septiembre, bajo de los sellos de la oficialista Hacemos por Córdoba y del Frente de Todos.

El anfitrión del acto fue el gobernador Juan Schiaretti. Y a su alrededor se blindó de tres espadas electorales de la coalición oficialista: la diputada nacional Alejandra Vigo -esposa del mandatario- y la concejal Natalia De la Sota (hija del fallecido exgobernador José Manuel de la Sota), que encabezan las listas al Senado y a Diputados respectivamente, además del ministro de Industria, Eduardo Accastello, quien secunda a Vigo en la ristra.

En la foto se acomodó también Martín Gill, cabeza de lista del Frente de Todos para la Cámara Baja nacional, quien viene de poner a disposición de Alberto Fernández su renuncia al cargo tras la arenga presidencial respecto de los funcionarios candidatos.

“Sigamos trabajando juntos en el respeto que nos debemos, en la diversidad que se necesita, sin agresiones; esa es la manera en la que vamos a continuar en la senda del progreso”, arengó Schiaretti.

“Desde mi gestión como intendente (de Villa María) me tocó restablecer una relación institucional con el Gobierno de Córdoba después de casi una década donde no había existido relación institucional, y hoy desde el Gobierno nacional me tocó poder trabajar fuertemente para dar vuelta esa página de desencuentros entre Nación y Provincia”, destacó por su parte Gill. Primaron las declaraciones diplomáticas y de tono institucional en la cita de ayer en Villa María. Pero en términos electorales las cartas están echadas en canaletas diferentes y la campaña ya arrancó en los hechos, tras el cierre de listas del pasado sábado.

“El peronismo aquí es uno solo; es el que inició José Manuel de la Sota y siguió Juan Schiaretti, el que transformó la provincia”, aseguró en las últimas horas Vigo, en diálogo con La Voz. “El Frente de Todos es la lista de Cristina”, enfatizó, en el marco de una provincia con historial crítico del kirchnerismo.

Frente a ese escenario pica con hándicap hacia el 12-S Juntos por el Cambio. Pero el choque de aspiraciones electorales entre -y dentro- de la UCR, el PRO y el Frente Cívico hizo estallar la posibilidad de una lista de unidad y disparó una tensa campaña en la coalición de la que los peronismos buscarán beneficiarse.

Dejá tu comentario

Te puede interesar