Tierra del Fuego paga cupón de u$s9 millones y acelera renegociación

Ambito Nacional

El próximo vencimiento será en enero, fecha para la cual el gobierno de Gustavo Melella espera avanzar con el diálogo con los bonistas para mejorar condiciones de la deuda.

La administración fueguina de Gustavo Melella hizo frente a un pago de cerca de u$s9 millones correspondiente al último vencimiento del año de un bono de u$s200 millones colocado en 2017. Ahora, el Gobierno provincia avanza en la reestructuración para lograr un acuerdo antes del próximo pago, que será en enero.

El pago, la cuarta cuota, se constituyó por u$s5 millones de amortización de capital y casi u$s4 millones en intereses. “Con este pago, de los u$s189 millones efectivamente recibidos originalmente, se han pagado 60,3 millones de dólares de intereses y 35 millones de dólares de amortización de capital, cancelándose el 17,5% de la deuda de capital”, dijo un comunicado oficial.

Los títulos “TFU 2027” emitidos el 17 de abril de 2017 por la entonces gobernadora Rosana Bertone tienen vencimiento el 17 de abril de 2027. Los intereses, estipulados a través de una tasa del 8,95% anual, generan vencimientos trimestrales de u$s4,5 millones desde la fecha de emisión de los bonos. El capital, en tanto, se amortiza en 33 cuotas también trimestrales. Y la deuda está garantizada por regalías de hidrocarburos, con lo cual “los acreedores tienen la tranquilidad de que van a cobrar”, mencionó Melella tiempo atrás en una entrevista con este medio.

Esa tranquilidad de los acreedores es una debilidad para el distrito al momento de renegociar. Y, de hecho, Tierra del Fuego busca estrategias comunes junto con otras provincias que también tienen la deuda garantizada por regalías, como Neuquén o Chubut. De hecho, el gobernador neuquino Omar Gutiérrez también anunció que elevó una nueva propuesta a sus bonistas bajo legislación extranjera.

En ese sentido, a través del Ministerio de Finanzas Públicas ha iniciado un proceso de negociación “amistoso con los actuales tenedores del bono tendiente a adecuar el flujo de pagos y la tasa de interés a la nueva realidad de las cuentas provinciales”, dijo el comunicado. El titular de la cartera, Guillermo Fernández, expresó que “el fuerte impacto que tuvo la caída del precio del barril más la pandemia por COVID-19 y el proceso de aislamiento social sobre la recaudación, la producción y precio de los hidrocarburos han deteriorado todos los requisitos técnicos de cobertura del fideicomiso de garantía del bono y esto hace necesario readecuar el flujo de pagos a la nueva capacidad de pago que tienen las futuras regalías a cobrar y de esta forma evitar el uso del fondo de garantía del fideicomiso”.

El fideicomiso de garantía cobra las regalías y las aplica al pago de la deuda, sin pasar por las arcas de la provincia. “Dentro de este proceso es que hemos llevado adelante la renegociación de la deuda con el gobierno nacional y ahora la iniciamos con los tenedores del bono internacional”, agregó el ministro.

Desde despachos provinciales dijeron a este medio que “ya se ha podido contactar al 85% de los tenedores del bono, la gran mayoría de ellos radicados en cuentas en el extranjero”. Hasta el momento, sólo Mendoza ha logrado renegociar con bonistas bajo legislación extranjera, mientras más de una decena de gobernadores transitan ese camino, bajo la coordinación del ministro de Economía Martín Guzmán y con Rafael Brigo en la función de coordinador de la Unidad de apoyo de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Provincial.

Dejá tu comentario