El Gobierno vuelve a dejar en manos de gobernadores decisión de cómo y cuándo volver a clases

Ambito Nacional

El ministro de Educación negocia con los mandatarios y gremios que el inicio del ciclo lectivo incluya al menos una instancia presencial. A tour por NOA continuará visita a Cuyo.

En una continuidad con las políticas que aplicó el año pasado, Nación volverá a dejar en manos de las provincias la decisión final sobre la modalidad de comienzo del ciclo lectivo 2021.

Así lo mencionó el ministro de Educación, Nicolás Trotta, en Tucumán, acompañado del gobernador Juan Manzur, en la tercera escala de su gira por el NOA, que comenzó por Salta y Jujuy. Y que continuaba en Santiago del Estero, en un cruce sin el mandatario Gerardo Zamora, quien dio positivo de covid y se encuentra aislado al igual que su esposa, la senadora Claudia Ledesma Abdala.

El funcionario de Alberto Fernández busca en el road show (la semana que viene será el turno de Cuyo) negociar tanto con los mandatarios como con los gremios que el inicio de clases incluya el modo presencial, si bien en una primera etapa será en combinación con el formato virtual que dominó 2020. Es decir, apela a un modo mixto.

Tanto Jujuy como Santa Fe, las dos primeras provincias que comenzarán las clases el 17 de febrero (mismo día que CABA) ya confirmaron que habrá retorno a las aulas en combinación con apoyos vía Zoom. En el caso santafesino ese día regirá sólo para los alumnos de fin de ciclo (séptimo grado y quinto o sexto año) para acoplarse en marzo el resto de los estudiantes. Jujuy, en tanto, el 17 abrirá las aulas al nivel inicial y primario, y una semana más tarde lo hará para los secundarios. En tanto, el Gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta tendrá mañana a las 10.30 una reunión con sindicatos para analizar cómo será la vuelta a clases. Tucumán, que avaló la propuesta de Trotta, iniciará el ciclo lectivo el 1 de marzo, como la mayor parte de las provincias.

Sin embargo, más allá de la propuesta presencial, al igual que en buena parte del manejo de la pandemia, la Casa Rosada se aferra a un modelo: Nación sugiere pero las provincias determinan en base a su propia autonomía.

Así ocurrió días atrás con las restricciones a la circulación nocturna, donde el Gobierno finalmente planteó una suerte de semáforo sanitario para que los gobernadores aplicaran las medidas, que tuvieron matices en cada distrito: desde los que aplicaron un toque sanitario para toda la noche hasta quienes prefirieron no imponer ninguna prohibición. Otras provincias surfearon entre ambos polos.

Así, con las clases se replica la estrategia. Nación pide presencialidad, pero será cada gobernador el que lo determinará en base al estatus sanitario. “Hay pautas nacionales para la vuelta a clases, pero las decisiones de cada regreso las tienen las diferentes jurisdicciones”, dijo Trotta.

Por lo pronto, en el tour norteño el ministro se anotó victorias en Salta, Jujuy y ayer en Tucumán, donde esperan llevar a cabo el método mixto, y plasmar las imágenes de los docentes frente al pizarrón. Como ya han anunciado incluso desde otros distritos, la intención es crear burbujas de alrededor de quince alumnos para mantener el distanciamiento y permanecer en el aula con horarios reducidos. Además, claro de los protocolos de rigor: barbijo, alcohol, etcétera.

P18_CRONOGRAMA 2x16.jpg

Obras

El plan de seducción de Trotta a los gobernadores también incluye obras de infraestructura en establecimientos educactivos.

Por caso, ayer confirmó en Tucumán que el Gobierno nacional invertirá más de $2.600 millones para encarar obras en las escuelas provinciales. “Ayudará a mejorar la capacidad educativa en la provincia”, dijo el gobernador Manzur.

Asimismo, como parte de la actividad oficial, y al igual que el día anterior con el jujeño Gerardo Morales, Trotta hizo hincapié en el programa federal “Acompañar: Puentes de Igualdad” durante un acto realizado en el Centro de Innovación (Ciidept).

También estuvieron presentes el ministro de Educación local, Juan Pablo Lichtmajer; Carolina Vargas Aignasse, ministra de Gobierno y Justicia; el diputado nacional Pablo Yedlin; y Regino Amado, presidente subrogante de la Legislatura.

En la posterior rueda de prensa, Trotta agradeció “el compromiso de Tucumán con Nación para fortalecer una agenda común que permita darle a nuestra sociedad las mejores respuestas en un momento difícil”. Y reiteró que el inicio de clases se producirá el 1 de marzo con los niños en las aulas, y pidió sostener los cuidados sanitarios porque “es lo que nos permitirá volver a la presencialidad este año”.

“Nuestro compromiso es maximizar la presencialidad, que los chicos y chicas tengan la mayor cantidad de horas en la escuela en el inicio del ciclo lectivo, y eso va a ser fundamental a partir de la decisión que adoptó el Gobierno de priorizar la vacunación de los docentes que se va a iniciar en febrero” resaltó.

Trotta volvió a reiterar, no obstante, que “la vacuna no es condición indispensable para la presencialidad ya que la experiencia en el 2020 lo confirma, pero también somos conscientes de que la vacunación va a permitir intensificar la presencia en las aulas”. Ese punto se dirige principalmente a los sindicatos que esperan la inmunización total antes de que los maestros se pongan el guardapolvo. Una negociación paralela que el ministerio de Educación viene llevando a cabo. Uno de los principales exponentes de esa premisa es Roberto Baradel, el secretario general del bonaerense SUTEBA, uno de los gremios con más poder de fuego en la provincia gestionada por Axel Kicillof.

Trotta también recordó que durante la cuarentena “se aportaron recursos para la adquisición de insumos de limpieza y desinfección en más de mil escuelas y se distribuyeron diez mil netbooks en Tucumán en el marco del programa de conectividad Federal Juana Manso”.

Por otro lado, informó que el Gobierno nacional está en proceso de adjudicación de 16 nuevos jardines en ese distrito norteño, con una inversión superior a los $500 millones.

Manzur, por su parte, destacó el apoyo federal brindado a la provincia y anunció que “Nación invertirá, en una primera etapa, más de $2.600 millones destinados para obras de infraestructura que permitirán mejorar la capacidad educativa” en la provincia.

Dejá tu comentario