Gobernadores piden ayuda para suba a estatales

Ambito Nacional

El decreto de Alberto Fernández que oficializa la suba de $4.000 para los agentes del Estado obliga a una decena de provincias a reclamar auxilio financiero nacional para replicar el aumento en sus distritos.

En ese contexto, la confirmación ayer del propio Axel Kicillof de que Buenos Aires seguirá el mismo camino en relación con la suba para estatales actuó como elemento de presión para otros gobernadores de provincias con cierta holgura financiera.

“Estamos trabajando en esa coordinación y desde la provincia ver cómo podemos hacer rápidamente para ver cómo respetar tanto lo que había firmado como empezar a trabajar en mejoras salariales de todos los sectores”, deslizó el bonaerense. Y agregó: “La administración de (María Eugenia) Vidal recortó muy fuerte el gasto e hizo recaer ese ajuste en las espaldas de los trabajadores de la provincia”.

Ayer, por caso, desfilaron por el despacho del ministro del Interior, Wado De Pedro, y de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, los gobernadores de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Jujuy, Gerardo Morales; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; y de La Rioja, Ricardo Quintela en busca de contención a las urgencias de caja. Hoy, en tanto, será el turno del sanjuanino Sergio Uñac.

Por lo pronto, la Casa Rosada dio señales en los últimos días de que el mecanismo para compensar a los estados subnacionales dependerá, estrictamente, de adelantos de coparticipación, y refinanciación de deudas.

“Esos 4.000 pesos no los podemos pagar, porque no tenemos los recursos. Y queremos saber cuál va a ser la ayuda para atravesar este bache que se nos va a generar, además de las paritarias del sector docente”, dijo Quintela. A la vez, señaló que también quiere discutir por el Fondo Compensador por el punto de coparticipación que se le quitó a La Rioja en 1988 durante la presidencia de Raúl Alfonsín, que actualizado a la fecha “serían unos 18.000 millones de pesos anuales”. “En 2019, la gestión Cambiemos reconoció unos 4.000 millones de pesos y había puesto en el Presupuesto 2020 unos 6.000 millones de pesos, lo cual es absolutamente insuficientes. Queremos saber qué va a pasar con eso”, finalizó el riojano. De Pedro, por su parte, expresó a través de su cuenta de Twitter: “Recibí al gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, y dialogamos sobre las necesidades de la provincia para empezar a trabajar en conjunto. Vamos a tener como prioridad encender la economía y acompañar de cerca a los sectores productivos”. En paralelo a ese encuentro, el Gobierno premiaba la lealtad política entrerriana con la designación del intendente de Concordia, Enrique Cresto, al frente del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario