Intendentes capitalinos abrieron sesiones, con eje en crisis heredada

Ambito Nacional

Los intendentes de Córdoba, Formosa, Paraná, San Miguel de Tucumán y Salta, entre otras ciudades, dieron por iniciado el año legislativo. Mapa mixturó debut en discursos con otro acto para reelectos.

Los intendentes de la mitad de las capitales provinciales inauguraron en las últimas horas las sesiones ordinarias de sus respectivos concejos deliberantes. En concordancia con el discurso brindado el domingo por Alberto Fernández en el Congreso, los jefes y jefas de distritos como Córdoba, San Miguel de Tucumán, Salta y Paraná, entre otros, dieron el puntapié inicial al presente año legislativo.

Como nexo coordinante entre aquellos que asumieron el cargo por primera vez primó la crítica a la gestión heredada, mientras que en otros casos se eligieron discursos más relacionados al futuro municipal, con la mira puesta en la innovación y el crecimiento independiente.

“Nos dejaron una ciudad prácticamente en ruinas”, aseguró el peronista Martín Llaryora, intendente de Córdoba, en la apertura de sesiones que realizó el domingo en un colegio de San Vicente. Los dardos tuvieron como destinatario al exjefe de distrito en dos períodos consecutivos, el radical Ramón Mestre. “Tenemos una municipalidad donde nada funciona. Una ciudad abandonada, casi maltratada por la anterior gestión”, agregó, antes de referirse a los $29 mil millones de deuda. Y como ejemplo citó el caso del Correo Argentino: “No podía mandar una carta. Escucharon bien: enviar una carta. El servicio estaba cortado desde noviembre por una deuda de más de 47 millones de pesos al correo”.

La mirada hacia lo que dejó la gestión pasada también fue clave en el discurso de Luciano Di Nápoli. El camporista intendente de Santa Rosa, en La Pampa, habló de una ciudad “en terapia” y comparó la gestión de su antecesor -Leandro Altolaguirre (Juntos por el Cambio)- con la de Mauricio Macri: “Cambiemos gobernó pensando en la especulación financiera. No endeudaron al municipio en términos económicos pero sí en términos sociales y sin capacidad de respuesta”, dijo.

Algo similar ocurrió en la apertura de sesiones de Viedma, en Río Negro, donde el exvicegobernador Pedro Pesatti apuntó a la administración del fallecido radical José Luis Foulkes, por promover -dijo- un sistema de política social “clientelar” y ser responsable de “una enorme desinversión” en algunos sectores del Estado. Las críticas de la oposición no tardaron en llegar y fueron varios los concejales que salieron a cuestionar el tono del discurso al afirmar que “Foulkes no se puede defender”.

En Paraná, por su parte, el intendente peronista Adán Bahl arremetió contra el radical Sergio Varisco, el exjefe municipal que hace dos meses fue condenado a 6 años de prisión por nexos con narcos, y durante la inauguración de las sesiones del Honorable Concejo Deliberante sostuvo que “no es justo que el vecino pague la fiesta de otro”. Y diagnosticó la situación con la que se encontró en lo que refiere a la planta municipal: “Contrataron más de 2 mil personas, casi la mitad de los empleados: 42 personas por mes, más de dos personas por cada día hábil”.

Además sentenció que “el ordenamiento de las cuentas del municipio y la austeridad en el gasto han sido uno de los ejes en materia económica en estos 82 días de gestión”. “La deuda del municipio supera los $1500 millones. Si tenemos en cuenta que todos los paranaenses aportamos con los tributos alrededor de $200 millones de pesos, necesitaríamos más de medio año sin abonar salarios, sin tener combustible para los camiones, sin comprar los productos para sanear el agua, sin energía eléctrica para potabilizar el agua, sin pagar el alumbrado público”, graficó.

Análisis propio

Tanto Germán Alfaro como Jorge Jofré fueron reelectos en San Miguel de Tucumán y en la ciudad de Formosa, respectivamente. El jefe municipal de la capital tucumana dejó en claro que su salida de Cambiemos fue por “identidad política” y aseguró que hoy gobierna desde una tercera posición. Y en la conferencia de prensa post discurso sostuvo: “nosotros no podíamos ceder. Pretendían que ingresásemos al PRO, y nosotros no somos PRO; tenemos una identidad en política, no la podemos resignar ni tampoco la vamos a regalar a nadie, se llame como se llame”. Antes se había dirigido a los concejales para reclamarles “austeridad, planificación y aciertos”. “No hay crédito social para especulaciones, ni improvisaciones; la sociedad reclama políticos a la altura de las circunstancias que vive esta misma sociedad”, dijo.

En Formosa, Jofré miró para adentro y manifestó que cumplió “con los objetivos trazados” durante su gestión antes de anunciar el rumbo de sus políticas y un plan estratégico a 20 años a través de 90 proyectos. “Formosa es un nodo logístico internacional, una ciudad natural y sostenible; una ciudad compacta y con calidad de vida; una ciudad con movilidad integrada; una ciudad con más espacio público y patrimonio; una ciudad conectada, equipada y descentralizada; una ciudad que produce, emplea e incluye”, sostuvo.

Herencia familiar

Hija y nieta de los exgobernadores Carlos y Roberto Romero, Bettina Romero dio inicio a las sesiones ordinarias del HCD de Salta despejando ciertas dudas que se generaron en los últimos días con respecto a la unidad con el actual mandamás provincial Gustavo Sáenz. “No agiten fantasmas, trabajamos codo a codo con la provincia”, dijo. En un claro mensaje de unidad, Romero invitó a los concejales a encontrar “mejores soluciones en favor de todos los salteños, no discusiones estériles entre políticos”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario