Arde interna del PJ en Tucumán: se partió el bloque en Diputados

Ambito Nacional

Las diferencias entre legisladores aliados al gobernador Manzur y al vice Jaldo, quien logró imponer al Ombudsman, llevaron a una ruptura del espacio. Duras críticas del ala del mandatario, con pedidos de renuncia a funcionarios del riñón del vice.

La tensa calma entre el gobernador tucumano Juan Manzur y su vice Osvaldo Jaldo tuvo un rebrote legislativo por diferencias en la elección del nuevo Defensor del Pueblo provincial, aliado a Jaldo. Una votación que derivó en la ruptura del bloque oficialista de Diputados, ahora partido en dos. Además, el mandatario le pidió la renuncia al secretario de Gobierno, Agustín Fernández, del riñón político del vice.

Ayer, la Legislatura de Tucumán eligió a Eduardo Alberto Cobos como nuevo Defensor del Pueblo, quien se desempeñará en el cargo durante los próximos cinco años. La votación contó con 27 votos a favor, incluido el del propio Cobos. Fueron 21 del oficialismo, dos que responden a José Alperovich, dos radicales y dos de Fuerza Republicana, espacio liderado por Ricardo Bussi. Las once abstenciones fueron de los aliados del mandatario.

Las diferencias entre Manzur y Jaldo estaban a la vista incluso desde antes de que el gobernador tuviera su reelección en 2019. Y, ahora, sin la posibilidad de otro mandato en 2023, el liderazgo del peronismo para ese turno electoral -en el que el actual vice espera ungirse como sucesor- desató nuevos chispazos.

En el espadeo, Jaldo bajó el tono a la polémica y desestimó que hubiera una grieta, tras saludar al Cobos como nuevo Defensor del Pueblo. “Jaldo va a trabajar por la unidad del peronismo”, dijeron desde su entorno a Ámbito. Sin embargo, cerca del gobernador no ocultaron su malestar. Comenzó la cruzada el vicepresidente primero de la Legislatura, Gerónimo Vargas Aignasse, quien anunció la constitución del bloque Lealtad Peronista con los alfiles aliados a Manzur. “No podemos estar en un bloque con legisladores que salen a atacar la gestión del gobernador sistemáticamente”, advirtió el diputado, quien estará acompañado por otros diez diputados en el nuevo espacio.

Luego, la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, salió con munición gruesa: “Se ha puesto en evidencia que un sector del PJ se ha aliado con el macrismo a través de los legisladores Canelada y Ascarate ya que con esos dos votos han podido elegir al nuevo Defensor del Pueblo”, apuntó la ministra. En ese sentido, ambos radicales ahora también están en la mira de Juntos por el Cambio local, si bien los referentes como el diputado nacional José Cano y la senadora nacional Silvia Elías de Pérez habían anticipado que no se meterían en una “interna del peronismo”.

La ministra de Gobierno no esquivó la palabra “interna”. “Este es un tema interno del Partido Justicialista, no es un tema la agenda institucional del Gobierno de la provincia. Un partido donde nuestro gobernador es el presidente a nivel provincial y vicepresidente del Partido Justicialista secundando a Alberto Fernández en el justicialismo nacional”, dijo Carolina Vargas Aignasse.

Asimismo, el ministro del Interior, Miguel Acevedo dijo sentirse “desilusionado” pero agradeció a todos los legisladores que conformaron el bloque Lealtad Peronista por “ defender y apoyar al gobernador”.

Finalmente, Manzur, que ayer participó en la Casa Rosada del “Acuerdo Federal para una Argentina Unida contra la violencia de género” junto al Presidente, le pidió la renuncia Agustín Fernández a la Secretaría de Gobierno provincial, organismo que funciona bajo la órbita del Ministerio de Gobierno y Justicia. La esposa de Fernández, Mariela Reyes Elías, es legisladora y votó por Cobos a la Defensoría del Pueblo.

En tanto, Jaldo minimizó la ruptura y la polvareda que generó la sesión de ayer. “La votación consagra indiscutidamente a Cobos como Defensor del Pueblo. No hay dudas de que tenemos que seguir trabajando y preservando las instituciones como hemos hecho desde la Legislatura”, afirmó el vicegobernador, quien se encargó de dejar en claro que estaba “a cargo del Ejecutivo” por el viaje de Manzur a Buenos Aires. También le pidió “que se tranquilice un poquito” a Gerónimo Vargas Aignasse, vocero del nuevo bloque. Por último, Jaldo dijo que se reunirá con Manzur y señaló: “No hay ninguna división, salvo que otros sectores demuestren lo contrario”.

Dejá tu comentario