Suarez agita reforma constitucional con poda de gasto y guiño: se autoexcluye de reelección

Ambito Nacional

El gobernador de Mendoza, el radical Rodolfo Suarez, presentará en los próximos días el proyecto de reforma constitucional, un anuncio que había realizado durante la apertura de sesiones ordinarias de la legislatura.

El mandatario buscará retomar la agenda de propuestas de largo plazo, más allá de las medidas defensivas de pandemia y de los cruces con Nación por el reparto de fondos y el freno a la megaobra de Portezuelo del Viento.

Como había anticipado el propio gobernador en mayo, la reforma de la Carta Magna provincial buscará un ahorro en los costos del Estado, un punto que le permitirá captar consenso social en momentos donde el gasto político está en el centro del debate.

En esa línea, entre los puntos clave está el cambio del actual sistema bicameral por el de una sola cámara, como sucede en otras provincias. En ese escenario, podría haber una representación por departamento que conviva en el mismo recinto con un conjunto de legisladores por densidad poblacional.

Uno de los ejes que está en discusión también es el referido a la reelección del gobernador. Mendoza y Santa Fe son las únicas dos provincias donde no está permitido siquiera un segundo período al frente del Ejecutivo. Y, a su vez, fue un punto que ha frenado sucesivamente los intentos reformistas.

Para evitar un revés que pudiera trabar el proyecto, Suarez anticipó que en la iniciativa se autoexcluirá de ir por otro período al frente del Ejecutivo mendocino. Como dijo el mandatario en más de una oportunidad, esa “ha sido la piedra en el zapato” que impidió actualizar la Constitución de la provincia.

Durante la apertura de sesiones ordinarias de mayo, el mandatario había dicho que el Gobierno de Mendoza “ha realizado incontables muestras de austeridad y de racionalización inteligente de los recursos estatales” desde finales de 2015. “Ya hemos dado señales claras disminuyendo la cantidad de funcionarios y ministerios en las dos últimas gestiones”, sostuvo Suarez.

En esa línea, el gobernador remarcó: “No tiene sentido tener una cámara de senadores y otra de diputados que en la norma y en la práctica representan lo mismo”.

Además, hizo hincapié en la necesidad de “superar la falsa contraposición entre reforma constitucional y reforma política”, y dijo que esa concepción “ha impedido a Mendoza revisar sus normas y superar un proceso abierto e inconcluso”.

Tras el revés en Portezuelo del Viento y el inicio de la renegociación de la deuda en dólares de la provincia, el proyecto de Reforma pondría a Suarez a la ofensiva y con una agenda renovada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario