Polémica por aumento de impuestos que impulsa Scioli

Ambito Nacional

Buenos Aires - Los empresarios de la provincia reclamaron que dentro del proyecto de reforma impositiva que el gobernador Daniel Scioli enviaría los próximos días a la Legislatura, «el sector pyme no tenga una mayor carga tributaria».
La iniciativa propondría gravar con el Impuesto a los Ingresos Brutos a las industrias que facturan más de 60 millones de pesos anuales, y que actualmente están exentas.
Asimismo, se elevaría de 1,5% a 3% la alícuota que ya pagan las industrias no radicadas en territorio bonaerense por las ventas que realizan en la provincia.
Además, se aumentaría a 4% la alícuota para las empresas comerciales que facturen más de 30 millones de pesos al año.
De esta manera, unas 230 mil empresas quedarían exentas, y las que tributarían serían poco más de mil, que son en general las grandes cadenas comerciales.
También se incrementaría la alícuota que pagan las empresas dedicadas a la «intermediación», que pasará de 4% a 6%.

 Eliminación

La reforma también apunta a unificar en seis las 17 alícuotas que actualmente rigen para el Impuesto a los Ingresos Brutos, de acuerdo con lo informado por la Federación Económica de Buenos Aires (FEBA), entidad que nuclea a los pequeños empresarios de la provincia.
Adicionalmente, se plantearía la eliminación de la tasa de abasto que en algunas comunas, mayoritariamente del Conurbano, cobran por la mercadería que ingresa y transita por sus distritos; y también la tasa por publicidad que cobran a los comercios.
«Esperamos que lo que surgió de las reuniones con las autoridades provinciales y lo que ha trascendido sea una realidad y que el sector no tenga una mayor carga tributaria»,
indicó Raúl Lamacchia, titular de FEBA.
No obstante, consideró que «si el proyecto es como fue anunciado por Scioli, y los legisladores siguen en esa línea, no habría problemas».
«Esperamos que estos anuncios sean realidad y que el sector no esté gravado; y se elimine la tasa de publicidad y abasto, que están distorsionadas en su aplicación en los municipios», reclamó.
Según Lamacchia, «el gobernador dijo que en esta reforma no se iba a generar un aumento para las pymes del comercio y la industria».
De esta manera, la provincia apunta a recaudar unos 1.500 millones de pesos más al año, determinantes para equilibrar la situación fiscal bonaerense.
Para las plantas que ahora resulten alcanzadas, la alícuota será de 1% de la facturación. Esta medida determinaría que sólo pasen a tributar este gravamen unas 1.300 industrias de las 50 mil que hay en la provincia.

Dejá tu comentario