A espera de ley, Nación oficializa prórroga de vencimientos de deudas provinciales con Anses

Ambito Nacional

Agobiados por el impacto de la pandemia en sus finanzas, los gobernadores habían reclamado a la Casa Rosada la suspensión de los descuentos.

El Gobierno nacional llevó alivio ayer a los gobernadores al oficializar, a través de una resolución, la prórroga por 45 días corridos de los vencimientos de deuda que las provincias mantienen con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. El monto total es superior a los $100 mil millones, con pagos que estaban previstos para este mes por $25.500 millones, a los que se sumarían unos $1.000 millones adicionales en septiembre.

El primer guiño a de la Casa Rosada se dio la semana pasada, cuando funcionarios nacionales anunciaron la postergación de los pagos por videoconferencia a una veintena de mandatarios, quienes transpiraban con solo pensar en los nuevos descuentos en la coparticipación, puesta como garantía de la deuda con el FGS.

La medida alcanza a las provincias de Buenos Aires, Catamarca, Chaco, Chubut, Corrientes, Entre Ríos, La Rioja, Mendoza, Misiones, Neuquén, Río Negro, Salta, San Juan, Santiago del Estero, Tierra del Fuego, Tucumán y CABA.

Pero, no obstante, la solución de fondo dependerá de un proyecto de ley que el Ejecutivo envió al Congreso Nacional la semana pasada, que liberaría al FGS de realizar pagos a jubilados beneficiados por la reparación histórica. Esos montos serían absorbidos por el Ministerio de Economía de Martín Guzmán y así la Anses dirigida por María Fernanda Raverta tendría margen para renegociar vencimientos con los gobernadores, como anticipó este medio hace diez días. En paralelo, la Casa Rosada pone la lupa en la merma de u$s31.000 millones en el FGS durante la gestión de Mauricio Macri (recibió ese fondo con u$s65.800 y en 2019 quedaban u$s34.800).

El proyecto de ley, dicen en el oficialismo, no tendría trabas en el Congreso, ya que hay consenso de todos los sectores: desde el peronista Juan Manzur, uno de los primeros en alertar a sus pares, al radical mendocino Rodolfo Suarez, que se alarmó con la poda en los envíos de coparticipación.

A inicios de año, el Gobierno de Alberto Fernández había desestimado la refinanciación, y pidió a los gobernadores que se contentaran con la adenda al Pacto Fiscal (atribución para subir impuestos por la que podrían recibir $60.000 millones extra) y la devolución de subsidios al transporte. Pero el contexto pandémico modificó las condiciones.

La prórroga de 45 días se contará a partir de la fecha de vencimiento del pago del capital de los préstamos por los desembolsos de 2016, de acuerdo con el texto oficial. La prórroga quedará sujeta a los siguientes términos y condiciones, con cargo a las provincias:

Tasa de interés: desde la fecha de vencimiento original y hasta el final del plazo de prórroga, se devengarán intereses a una tasa de interés variable nominal anual equivalente a la tasa de interés para depósitos a plazo fijo de más de un millón de pesos, de 30 a 35 días, Badlar Bancos Privados.

Cálculo de intereses: los intereses serán calculados sobre la base de los días efectivamente transcurridos y la cantidad exacta de días que tiene el año.

Fecha de pago de intereses: los intereses se cancelarán íntegramente al final del plazo de prórroga.

Amortización: íntegra al vencimiento.

Dejá tu comentario