11 de octubre 2009 - 22:07

Recrudecen reclamos por suba de salarios estatales

Los médicos bonaerenses y tucumanos libran una dura batalla por aumentos salariales
Los médicos bonaerenses y tucumanos libran una dura batalla por aumentos salariales
A pesar de la negativa de los Ejecutivos provinciales para hacer lugar a los crecientes reclamos salariales, desde los gremios redoblan la apuesta e incrementan las protestas y manifestaciones. Las acciones de los trabajadores marcan la agenda de los gobiernos en el interior, donde cada vez se hace más palpable la crisis.

Las demandas comenzaron a incrementarse fuertemente en los últimos días, en el marco de las elaboraciones de los presupuestos para el año próximo, donde los docentes y los trabajadores de la salud fueron los principales impulsores en solicitar más fondos para sus áreas, y que eso se traduzca en mayores salarios.

Ante este escenario, los gobernadores resolvieron no ceder más dinero, por lo menos hasta fin de año, con el argumento de la crisis financiera que padecen las provincias, en el marco de la recesión internacional.

Así, el gobernador de Tucumán, José Alperovich, dejó entrever que no cederá frente a los reclamos salariales de los autoconvocados de la sanidad, por estos días el sector de los empleados estatales más combativos en la provincia. «No hay dinero, no es que no quiero, o estoy encaprichado o quiero lío (sic)», fueron las palabras del mandatario provincial la semana pasada luego de una nueva «marcha blanca» de los profesionales a la plaza Independencia.

«No le quiero mentir a la gente, si usted le pregunta a los tucumanos si quieren volver al bono, al atraso en el pago de los sueldos, a las gomas quemadas, a que la provincia no funcione, bueno es cuestión de optar y de elegir», desafió Alperovich.

El reclamo de los médicos tucumanos se suma al conflicto que protagonizan los trabajadores de la salud en la provincia de Buenos Aires, que esta semana realizarán un nuevo paro por 48 horas.

También el ministro de Economía de Santa Fe, Ángel Sciara, fue escéptico a la hora de responder si es posible pensar en una nueva política salarial antes de fin de año, reclamada principalmente por el sector docente, que a pesar de negociar en paritarias planea medidas de fuerza, al igual que en Buenos Aires y Tierra del Fuego. «La situación que tenemos hoy es poder pagar los sueldos tal como están acordados en 2009, y lo de 2010 se resolverá en paritarias», dijo el funcionario santafesino.

Dejá tu comentario

Te puede interesar