Río Negro acelera plan para renegociar deuda y tomar crédito de Nación

Ambito Nacional

La gobernadora Carreras presentó un proyecto de ley para que se autorice un proceso de reestructuración. Busca también crédito de $2.000 millones.

El gobierno de Río Negro presentó un proyecto de ley para buscar aval legislativo en su objetivo de renegociar la deuda pública y hacer efectivo un crédito de $2.000 millones a través de las líneas que Nación puso a disposición de las provincias.

El distrito patagónico deberá hacer frente en junio a un pago de intereses de u$s11 millones por un bono de u$s300 millones colocado en 2017, durante la gestión de Alberto Weretilneck, para el proyectos de obras denominado Plan Castello. Otras provincias como Buenos Aires o Mendoza ya comenzaron los procesos de reestructuración de sus deudas en dólares de forma independiente a las negociaciones de Nación.

La administración de Arabela Carreras ya había mostrado su preocupación por la caída de los recursos como consecuencia de la pandemia. Menor actividad y recaudación, retroceso de la coparticipación e incremento de los gastos en salud y asistencia, como una postal común en todos los distritos, a lo que se suma, en el caso rionegrino, menores ingresos por regalías petroleras. El barril criollo reinstaurado por la Casa Rosada la semana pasada mitigará la merma en los próximos meses, aunque el sector se encuentra de por sí con baja actividad por el desplome de la demanda de combustibles.

En ese contexto, el proyecto de ley presentado por el oficialismo de Juntos Somos Río Negro (JSRN) prevé la autorización al Ejecutivo para que pueda encarar “un proceso de administración de sus pasivos financieros”, como indicó un comunicado provincial. Y hace referencia a “la posibilidad de refinanciar, renegociar, modificar los términos y condiciones, reestructurar y/o realizar operaciones de canje de la totalidad o parte de su deuda pública”. Asimismo, el proyecto habilita a la gobernadora a suscribir a los convenios que dispuso el Gobierno nacional través del Fondo Fiduciario para el Desarrollo Provincial. Se trata de $60.000 millones a través de préstamos que son adicionales a los $60.000 que estableció en concepto de Aportes del Tesoro para que los mandatarios acomoden sus cuentas, golpeadas por el Covid. Río Negro solicitará $2.000 millones.

Desde despachos de Viedma confirmaron el monto a Ámbito Financiero y sostuvieron que “se están realizando gestiones preliminares para la identificación de los tendedores de los títulos emitidos por la provincia, para contactarlos en caso de ser necesario, con anticipación y de buena fe”. “ Cualquier tipo de gestiones realizadas al momento constituyen tareas preliminares y de análisis; por ahora no se han adoptado decisiones de ningún tipo, en ningún nivel”, agregaron ante la consulta sobre detalles del proceso de negociación.

La semana pasada, la administración de JSRN había dado una primera señal sobre la posible renegociación. “El Gobierno provincial se encuentra evaluando preventivamente el alcance de la situación, la proyección de sus efectos en el tiempo y la forma de asegurar la sostenibilidad de la deuda. La provincia considera importante afirmar su compromiso en materia de endeudamiento, a fin de mantener la confianza de sus acreedores y honrar su reputación”, había mencionado en un texto. La misiva agregaba que el Gobierno provincial estaba trabajando “con el fin de evaluar la situación económica y financiera de forma de analizar (...) la administración de sus pasivos”.

Vale destacar en en diciembre de 2017 el entonces gobernador Weretilneck colocó en Estados Unidos un bono de u$s300 millones para ejecutar el Plan Castello, un ambicioso programa de obras públicas en toda la provincia. La tasa es de 7.75% con una vida promedio de 7 años. Parte de esos recursos se enviaron a los municipios, y el Gobierno provincial prorrogó los pagos a los intendentes como consecuencia de la pandemia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario