Retraso: sólo cinco provincias dieron subas docentes por encima de la inflación

Ambito Nacional

Aumento promedio interanual del 39,3% quedó 3,5 puntos por debajo del IPC del período, del 42,8%. Sólo superaron esa barrera Corrientes, Santiago del Estero, San Luis, Salta y Buenos Aires, pero con base dispar. UDA advierte sobre "colapso salarial", apunta a gobernadores y no descarta pedir adelanto de paritaria nacional.

Mientras transitan el desafío de sostener la enseñanza de manera virtual por la pandemia, los docentes arrastran una asignatura pendiente que se hace más pesada en este contexto: con una suba promedio del 39,3%, los sueldos del sector quedaron 3,5 puntos porcentuales por debajo de la inflación en los últimos doce meses, y sólo cinco provincias otorgaron un aumento por encima de esa barrera, aunque en el marco de una dispar grilla salarial de base.

Esa primera radiografía pertenece al Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA) de la Universidad de Belgrano, que resalta que los cinco incrementos por encima del Indice de Precios al Consumidor (IPC) en ese período -de 42,8%- fueron los de Corrientes (105,56%), Santiago del Estero (56,15%), San Luis (54,30%), Salta (52,20%) y Buenos Aires (50,57%).

P18_Salario-----2x16.jpg

No obstante, ese ránking comparativo interanual esconde grandes disparidades entre distritos. Por caso, en Santiago del Estero o Formosa los maestros de la categoría relevada -salario mensual bruto de maestro de grado, con 10 años de antigüedad, jornada simple- percibieron salarios por debajo de los 30.000 pesos, mientras que superó los 50.000 pesos en Neuquén, Chubut, San Luis y Río Negro.

Una segunda instantánea, y en clave de “colapso salarial”, fue presentada por la Unión Docentes Argentinos (UDA), que aseguró que “los salarios docentes de todo el país se encuentran por debajo de la línea de pobreza, hoy de 44.521 pesos, y en muchos casos más cercanos a la línea de indigencia, de 18.322 pesos”.

“Si los gobiernos provinciales no solucionan el problema salarial de los trabajadores de la educación vamos a pedir la intervención del Ministerio de Educación de la Nación, a través del adelantamiento de la paritaria nacional y de aportes y financiamiento específico para mejorar salarios”, advirtió este lunes a Ambito el titular de UDA, Sergio Romero.

La próxima paritaria docente salarial nacional está prevista, a priori, para noviembre. En julio, el ministro Nicolás Trotta acordó con los sindicatos la continuidad del pago de una suma extraordinaria de 4.840 pesos del Fondo Nacional de Incentivo Docente, a cuenta, en cuatro cuotas mensuales hasta noviembre.

Con el escenario agravado por los gastos adicionales que demanda la enseñanza virtual, desde UDA además advirtieron que “en varias provincias no se abonan los salarios en tiempo y forma” y que no se activaron aún las paritarias en varios distritos.

En esa línea, citaron los casos de Chubut (con moras de dos meses y el aguinaldo), CABA, (“adeuda el aumento del 7,5% acordado para julio”) y Chaco (en referencia al gatillo del 7,8% desde febrero). Y de otros distritos, como Santa Fe (“sin aumento desde diciembre”) y Entre Ríos (“no convocó a paritarias en 2020”).

En lo que respecta al informe de la Universidad de Belgrano, hace referencia al salario mensual promedio ponderado de un maestro de grado con 10 años de antigüedad en escuelas de jornada simple de 39.552 pesos, según el último informe salarial del Ministerio de Educación, de junio.

Se trata -destacan- de un aumento interanual de 39,3% promedio, que queda por debajo del IPC publicado por el INDEC para el período junio 2019-junio 2020, del 42,8%.

“Los datos muestran que el salario docente en nuestro país se encuentra entre los más bajos del mundo, representando menos de la mitad del promedio de los países miembros de la OCDE”, aseguró el director del CEA, Alieto Guadagni.

Además remarcó que “si la educación debe ocupar un lugar central en nuestra agenda social habrá que promover la graduación de más docentes asegurando una adecuada preparación, pero ésto exige entender que, si no mejoran los salarios, no será fácil lograr este objetivo”.

Por su parte, Romero enfatizó que “tanto Nación como los gobernadores tienen responsabilidad”. “La responsabilidad de garantizar la educación en el país es por ley del Estado nacional, y si bien las escuelas fueron transferidas en los noventa a las provincias, los salarios los pagan ambos: el Gobierno nacional a través del FONID y material didáctico, y el resto las provincias”, dijo. Y recalcó: “Los dos tienen el compromiso del salario y los dos deberían abocarse a corregir este fenómeno; la educación debería ser una prioridad”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario