Vaca Muerta: Neuquén pide "esfuerzo extra" a la Nación

Ambito Nacional

Es para asegurar el desarrollo de las obras vinculadas al yacimiento, en el llamado corredor petrolero. Faltan rutas y es necesario garantizar tendido eléctrico para futuros parques industriales.

Neuquén abrió otro frente de batalla en torno del desarrollo del yacimiento no convencional de Vaca Muerta. Tras el scrum Gobierno-gremios-cámaras empresarias de hace unas semanas para evitar la invasión de pymes bonaerenses y santafesinas que buscan abastecer a las petroleras, ahora la puja es con Nación, por el avance de obras, principalmente logísticas, que permitan operar con normalidad y que se anticipe a la expansión de la actividad, prevista para los próximos años.

La tensión surgió por la congestión de camiones en el llamado corredor petrolero, que incluye la Ruta Provincial N°7, la Ruta N°51 que se encuentra en ejecución con fondos nacionales y la Ruta N°67, actualmente de ripio, que conecta la Autovía Norte con la Ruta N°51 por la meseta patagónica.

El vicegobernador neuquino Rolando Figueroa expresó ayer que “la Nación debe acompañar a Neuquén con obras para potenciar el desarrollo de Vaca Muerta y tiene que cumplir con los compromisos asumidos en tiempos razonables”. El actual vice Omar Gutiérrez señaló que la provincia no puede asumir todo el costo “que representa el crecimiento poblacional y la demanda de infraestructura”, al tiempo que reclamó “ compromiso para terminar con la construcción de la red vial que conecta Añelo con Neuquén y otros grandes centros urbanos”. Añelo, el pueblo cabecera de Vaca Muerta, tuvo en los últimos tiempos una expansión que dejó al límite la oferta de servicios e infraestructura. De hecho, esta semana comenzó en esa localidad una obra de $200 millones a cargo del Estado provincial para garantizar la provisión de electricidad a los parques industriales que allí se instalen. Clave en términos logísticos para bajar los costos, ya que se busca que los proveedores se radiquen cerca de los yacimientos, en un punto que se cruza con la segunda pulseada, la de bloquear el desembarco de empresas de otras provincias.

Sin embargo, el desarrollo de Vaca Muerta se intensificará cada año. Días atrás, el gobernador Gutiérrez, del MPN, manifestó en su gira en los Estados Unidos que este año la alcanzará las 40 concesiones no convencionales y tendrá 10 áreas en desarrollo masivo. Y también anunció que Shell prevé antes de fin de año triplicar la producción actual de petróleo y duplicar los puestos de trabajo.

En ese sentido, la provincia también mantiene obras de repavimentación de un tramo de la Ruta Provincial N°7. Como indicó Figueroa, estas obras viales “representan una solución intermedia hasta que se construya el tren de Vaca Muerta” , una de las mega inversiones que siguen en estado de stand by, que era el eje central del frustrado Plan Patagonia que impulsaba el Gobierno nacional y que luego se barajó un esquema de PPP. La crisis del año pasado puso todos los planes en duda.

Antes, el senador Guillermo Pereyra, y titular del gremio de petroleros, había insistido sobre la necesidad de contar con un Fondo de Reparación Histórica para Neuquén por la necesidad de infraestructura que demanda Vaca Muerta.

Dejá tu comentario