Argentina se quedó afuera del Mundial Sub-20 de Egipto

Deportes

Argentina quedó fuera del Mundial Sub-20 de Egipto tras perder 1-0 el domingo con Colombia, que debe esperar por los resultados de los demás partidos de la última fecha del hexagonal final del Sudamericano de Venezuela-2009 para saber si acudirá a la justa en el país de las pirámides.

El defensa Ricardo Chará a los 66 minutos se convirtió en el héroe del triunfo cafetero al anotar el tanto de la victoria con un cabezazo que encontró adelantado al portero albiceleste, en el partido disputado ante tres mil espectadores en el estadio General José Antonio Anzoátegui de Puerto La Cruz (este, en la costa del Caribe).

Colombia acumula seis puntos y debía esperar por un triunfo o un empate de Uruguay ante Venezuela a segunda hora o en su defecto por una victoria de Brasil ante Paraguay en el cierre del Sudamericano para obtener su boleto al Mundial de Egipto-2009.

Por su parte, los albicelestes, últimos bicampeones mundiales de la categoría, culminaron con una nueva derrota, su tercera en cinco partidos de la ronda final, un paupérrimo Sudamericano, en el que sólo ganaron un partido, en la primera ronda ante Perú (2-1), y empataron cinco compromisos.

El equipo de Sergio 'checho' Batista, que llegó a Venezuela anunciando que venía por el título y no sólo por la clasificación a Egipto, fue una pálida expresión de un fútbol que es el máximo ganador de Mundiales Sub-20, ya que acumula seis, tres de ellos en los últimos ocho años (Argentina-2001, Holanda-2005 y Canadá-2007).

Pero a la hora de la verdad, nunca dio imagen de ser un equipo como tal y dependió de algunas individualidades, como el lateral Emiliano Insúa, el volante Iván Bella y el delantero Eduardo Salvio, los únicos que estuvieron a la altura del compromiso.

Este domingo ambos equipos parecieron sentir el peso de lo que se jugaban, la clasificación a un Mundial, y comenzaron a ritmo cansino, alternándose el dominio del balón en la mitad de la cancha pero sin llevar acciones de riesgo para los porteros, que tuvieron un primer tiempo tranquilo, en los que prácticamente no debieron actuar.

Tras el descanso, Argentina salió con otra actitud a buscar el triunfo -el único resultado que le servía para seguir con vida-, pero se encontró con una Colombia respondona, que no se amilanó ante los pergaminos de su rival y cambió ataque por ataque.

La once del 'checho' Batista no encontraba los caminos al arco de Andrés Mosquera Marmolejo y entonces comenzó a apelar a los centros, donde la defensa cafetera se mostraba firme.

Colombia, que de los pies de un activo Javier Reina, en su mejor performance en el Sudamericano, lanzó veloces contragolpes que no llegaban a destino por deficiencias en el último pase, encontró la apertura a los 66 minutos.

Reina lanzó un tiro libre frontal en forma de centro y el defensa Ricardo Chará peinó el balón y le cambió la dirección, agarrando adelantado al arquero Diego Rodríguez.

Desesperado al ver que el fracaso de su equipo iba tomando forma y la eliminación era inminente, Batista dio ingreso a Juan Angel Neira e Iván Bella en busca de encontrarle la vuelta y diez minutos más tarde a Andrés Ríos.

Su par cafetero, José Helmer Silva, rápidamente reforzó la mediacancha con Elkin Blanco y replegó a su oncena, que se abroqueló en su cancha y pasó a jugar de contragolpe, aguantando con firmeza los tibios ataques de una Argentina que sabía que su destino estaba escrito y nada lo podía modificar.

Dejá tu comentario