Arsenal lo dio vuelta y se llevó el triunfo en Victoria

Deportes

Arsenal de Sarandí venció como visitante 2-1 a Tigre, tras ir en desventaja, y logró así su primer triunfo en el certamen, en un encuentro válido por la cuarta fecha del Torneo Apertura.

Matías Giménez, a los 14 minutos del primer tiempo, abrió el marcador para el local, pero la visita lo dio vuelta con goles de Cristian Alvarez y Franco Jara, a los 18 y 32 de la misma etapa, respectivamente.

El elenco dirigido por Jorge Burruchaga aprovechó el mal momento anímico que atraviesa Tigre, le dio vuelta el marcador en su propia cancha con mucha efectividad y se llevó como premio su primer triunfo en el campeonato tras un comienzo errático.

Por su parte, el conjunto de Victoria sumó su tercera caída consecutiva y cada vez se aleja más de aquel equipo que peleó el Torneo Apertura 2008 hasta final con Boca y San Lorenzo.

En el primer tiempo ambos comenzaron muy enchufados, apostaron a la circulación de balón pero Tigre se mostró un poco más dúctil, mientras que la visita se caracterizó por el orden en todas sus líneas.

Así, con la cancha a su favor a los 14 minutos el equipo de Diego Cagna logró abrir el marcador.

Giménez desbordó por la izquierda y cuando pisó el área sacó un sorpresivo remate al primer palo que Cristian Campestrini no alcanzó a despejar y se transformó en la ventaja parcial para el local.

Sin embargo, Arsenal sabía que necesitaba una rápida reacción para mantenerse con vida dentro del encuentro y así alcanzó rápidamente la igualdad cuatro minutos más tarde.

Entonces, a los 18, Cristian Alvarez ejecutó con mucha precisión un tiro libre en la puerta del área y el balón se clavó en el palo derecho de Luis Ardente.

Con el envión del empate, Arsenal avanzó unos metros en el campo y gracias a la movilidad de Jara adelante le pdermitió a Diego Galván conseguir algunos espacios en la remendada defensa de Tigre.

Cagna sufrió dos contratiempos ya que tuvo que reemplazar a Juan Pablo Garat y Giménez antes del final del primer tiempo por sendas lesiones y esto resintió la estrategia del equipo.


El elenco de Sarandí sacó partido de tantas dudas locales y tras una desatención defensiva alcanzó el tanto del triunfo gracias al voluntarismo de Jara.

A los 32 minutos, el delantero se avivó tras un pelotazo largo de la defensa, le ganó la espalda a Julio Manzur, eludió a Ardente y marcó el segundo para dar vuelta el resultado.

En el complemento, Tigre volvió a mostrarse como un equipo lleno de urgencias que no encuentra soluciones: Martín Morel no fue el conductor que era antes, Leandro Lázzaro quedó sólo arriba y el mediocampo no aportó ni sorpresa en ataque ni solidez en la marca.

Por su parte, Arsenal, de la mano de Facundo Pérez Castro e Iván Marcone, se apropió del mediocampo, controló las acciones sin sobresaltos y se llevó un gran triunfo, que no fue mayor por la falta de puntería.

Dejá tu comentario