7 de octubre 2009 - 23:40

Astrada vuelve a su primer amor

Leonardo Astrada retorna a River cuatro años después.
Leonardo Astrada retorna a River cuatro años después.
"Siempre se vuelve al primer amor", cantaba, y lo sigue haciendo, Carlos Gardel en su tango "Volver". Y nada más acertado que denominar a River el primer amor de Leonardo Astrada. Por eso el flamante director técnico no dudó en responder cuando su nombre dejó de ser un rumor de pasillo en el Monumental y pasó a ser realidad: "El club le dio mucho a este cuerpo técnico y si nos necesita allí estaremos".

El jugador que más campeonatos logró en la entidad de Núñez comienza su segunda etapa como entrenador. Como director técnico debutó en enero de 2004, en un amistoso de verano ante Independiente y tuvo que dejar el club de sus amores al año siguiente. Dirigiendo a River ganó 32 partidos, empató 14 y perdió 16, logrando un porcentaje de efectividad del 59,13%.

En su primer torneo como técnico logró coronarse campeón. Su River cosechó 40 puntos, producto de 12 victorias, 4 empates y 3 derrotas. En las 19 fechas disputadas anotó 41 goles y le convirtieron tan solo 21. Fernando Cavenaghi fue el goleador del equipo con 9 tantos. Boca fue el subcampeón de ese torneo cuatro puntos por debajo.

Además, logró dos semifinales consecutivas de Copa Libertadores, algo por lo que hoy en día River está penando por clasificar. En la edición de 2004 quedó eliminado por penales en el recordado partido ante Boca, donde por disposición del organismo de seguridad COPROSEDE, no hubo hinchada visitante. En la ida River perdió 1-0 con gol de Rolando Schiavi y en la revancha ganó 2-1 con el tanto sobre la hora de Cristian Nasuti luego que Carlos Tevez hubiera empatado el primer gol de Luis González.

En 2005 volvió a quedar eliminado en semifinales, esta vez ante el San Pablo brasileño. Fueron derrotas 2-0 en la ida, en el Morumbí y 3-2 en el Monumental. Ese año, Astrada tuvo que dejar la institución de Núñez debido a la merma en los resultados positivos.

Como entrenador tiene saldo favorable en los clásicos ya que ganó en tres oportunidades y perdió en dos, sin lograr empates. El 16 de mayo de 2004 fue su debut por torneos locales y logró una victoria en La Bombonera por la mínima diferencia con gol de Cavenaghi.

En junio de ese mismo año, ganó uno y perdió el otro en los duelos de Copa Libertadores anteriormente mencionados. En noviembre se jugó el último clásico de esa temporada y fue otra vez triunfo de River por 2-0 con goles de Gastón Fernández y Nelson Cuevas.

En la parte amarga de los superclásicos se recuerdan, además de la eliminación de la Libertadores 2004, la derrota 2-1 del 22 de mayo de 2005 como visitante con goles de Guillermo Barros Scheloto y Marcelo Delgado, luego del empate transitorio de Luis González.

Tras su paso por River, Astrada probó suerte en Rosario Central, Colón y Estudiantes pero un hombre de la cuna riverplatense siempre piensa en volver. Sobre todo si es ganador como "El Jefe".

Pero si hablamos de Leonardo Astrada, tenemos que decir mucho más que su palmarés como técnico ya que bien podría decirse que "El Negro" es el "Bochini de River". No por sus cualidades técnicas, sino más bien por haber jugado casi toda su carrera en el club que lo vio nacer. Astrada debutó en el año 1989 y jugó ininterrumpidamente hasta 1999, cuando decidió emigrar al fútbol brasileño, más precisamente al Gremio de Porto Alegre.

Al año siguiente volvió a River para retirarse en su casa, donde jugó 308 partidos y marcó 6 goles. Astrada hizo historia en Núñez y queda en la galería de los grandes mediocampistas centrales riverplatenses a lo largo de la historia ( Néstor Rossi, Reinaldo Merlo, Américo Gallego, junto a él, quizás sean los más gratamente recordados).

Astrada ganó 12 títulos como jugador de River (2 internacionales) y uno más como técnico. Hoy comienza su segunda etapa al frente del primer equipo. Con sus virtudes, con sus defectos, nadie puede negar que la dirigencia eligió un técnico 100% River, que conoce el club como pocos y que aprendió a vivir allí. "Siempre se vuelve al primer amor", canta Gardel, para agregar "volver, con la frente marchita". La letra ya está, ahora falta ponerle una nueva música.

Dejá tu comentario

Te puede interesar