Banfield lo dio vuelta y se llevó el clásico del Sur

Deportes

Banfield venció a Lanús por 2 a 1, como visitante, y se incluyó por peso propio en la lista de postulantes a pelear por el título en el torneo Apertura, ya que al cabo de cuatro jornadas se mantiene invicto y escolta al líder, Rosario Central, que será su anfitrión el próximo viernes.

El primer tiempo fue para los locales que manejaron la pelota y los tiempos ante un Banfield que intentaba presionar con relativo éxito. Por eso el dueño de casa propiciaba más acciones de riesgo sobre la valla defendida por Christian Lucchetti. Y de tanto buscar el anfitrión tuvo su premio sobre los 26 minutos, cuando el paraguayo Santiago Salcedo pudo filtrarse entre los centrales banfileños y tras un rebote en Sebastián Méndez logró la apertura del marcador. Era justo el resultado hasta allí y Lanús, conocedor de su supremacía, siguió atacando en pos de aumentar las cifras.

Pero eso le resultó fatal al conjunto conducido por Luis Zubeldía, ya que de tanto ir, cinco minutos después de la conquista de Salcedo fue sorprendió de contraataque por Banfield y el encendido Silva definió a lo Luis Fabiano ante Argentina para el empate parcial. Esta situación le cambió el "chip" al partido, ya que en la segunda etapa Banfield salió dispuesto a ganar el partido ante un Lanús que parecía desconfiar de sus propias fuerzas.

Gartón Erviti manejaba los tiempos del partido con su zurda indescifrable, Marcelo Quinteros perforaba por derecha y Silva se desdoblaba en ataque y defensa hasta constituirse en la figura de la cancha. Y cuando apenas se habían superado los 20 minutos Quinteros le puso otro pase filtrado a Erviti dentro del área de Lanús y el marplatense cayó aparatosamente tras ser tomado del pantalón por el zaguero Santiago Hoyos.

El tiro desde los 12 pasos fue para Silva, ya que desde la llegada del técnico Julio Falcioni el arquero Lucchetti no ejecuta más los penales. Pero el uruguayo no falló y Banfield pasó a ganar. Todavía quedaba más de la mitad del segundo tiempo por delante, pero el juego solvente de Banfield impidió que la victoria peligrara en algún momento. De hecho, con un Sebastián Blanco más pálido que de costumbre y un Eduardo Salvio muy alejado de ese jugador que mereció una convocatoria al seleccionado nacional, Lanús nunca llegó hasta el arco visitante con alguna posibilidad, aunque sea remota, de acceder a la paridad.

Y eso que Falcioni, fiel a su estilo, empezó por sacar al colombiano James Rodríguez para colocar un volante de marca como Roberto Battión y luego hizo lo propio con el delantero uruguayo Sebastián Fernández, ubicando en su lugar al mediocampista Julio Marchant. Pero esto, en definitiva, terminó siendo positivo para el "Taladro", ya que mantuvo a raya a los volantes ofensivos de Lanús hasta hacerlos desaparecer virtualmente del partido.

Todo fue favorable entonces para Banfield, que llegó a los 10 puntos en el campeonato junto a Vélez Sarsfield como escolta de Rosario Central, al que justamente visitará el próximo viernes en el Gigante de Arroyito. Pero además los ahora conducidos por Falcioni, le sacaron diez partidos de ventaja al "granate" en el historial (29 contra 19 y 18 empates) y, como dijo su técnico antes de empezar el torneo, ya está "peleando arriba", para que además su presidente, Carlos Portell, pueda cumplir el deseo de "ganar un título, lo único que le hace falta a Banfield para ser considerado en el mismo nivel de Vélez y Lanús".

Dejá tu comentario