Barcelona calcula una pérdida millonaria por un error de Nike

Deportes

Uno de los modelos de la multinacional estadounidense se destiñe y no puede ser comercializado. Desde la directiva del club catalán quieren que la empresa de indumentaria se haga cargo del impacto económico negativo .

Las relaciones entre el Barcelona y Nike no atraviesan su mejor momento. La multinacional americana, que equipa al club catalán desde 1998 y tiene contrato firmado hasta 2026, sigue sin ceder ante la fuerte presión que está ejerciendo el Barça para solucionar cuanto antes el fuerte impacto económico derivado del error de fabricación en la indumentaria deportiva de la temporada 2020-21

Hay dos tipos de camisetas para la venta al público: que debían salir a a venta en estos días y que recién saldrán en septiembre: las Vapor Match y las Stadium. Las primeras, que son las más caras salieron bien confeccionadas, pero las segunda destiñen y, por lo tanto, no pueden ser comercializadas,

Precisamente cuando se lanza una nueva camiseta es cuando más se vende y esta temporada es cuando más falta hacen los ingresos por culpa de las pérdidas provocadas por la pandemia del Covid-19 y el confinamiento y el parate comercial que ha provocado.

En base a estudios de años anteriores en la misma época del año el club calcula que dejará de ingresar estos dos meses entre 15 y 25 millones de euros por la nueva camiseta y todos los productos de la marca Barça de las seis tiendas gestionadas directamente por la entidad y la plataforma de e-commerce.

En el club hay voces importantes que piden ser inflexibles exigiendo a Nike que aporte este dinero ya y pidiendo ir a juicio si la compañía sigue sin asumir las grandes consecuencias económicas de su error.

Nike aún no ha dicho cuándo podrá surtir de camisetas a las tiendas, entre ellas las del club, pero pueden ser meses, con el consiguiente perjuicio. Además, habrá que ver si la calidad de la segunda y tercera camisetas presenta algún problema.

Días atrás había circulado la versión que Barcelona podría acordar con Adidas al finalizar su actual contrato con Nike a cambio de 60 millones de euros al año. Sin embargo, Javier Faus, vicepresidente encargado de la parte financiera del club, señaló que al club ya le ingresa esa cantidad de la empresa americana: 35 millones por vestir su camiseta más un porcentaje de las ventas de las camisetas del Barça que vende dicha empresa de material deportivo.

Desde el club manifestaron que queda claro que Barcelona difícilmente cambie de proveedor salvo que se le presente una oferta que mejore sustancialmente esos ingresos. Antes, está por ver cuánto dinero está dispuesto a poner Nike sobre la mesa para no perder a otro de sus puntales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario