Boca aprovechó todo y sigue a paso firme

Deportes

Si cualquiera analiza o se atiene a lo visto, la pregunta que quedará sin respuesta es si Boca ganó el partido o si Vélez lo perdió.

Paradójicamente, las dos posibilidades tienen una parte de razón. Porque Vélez, que manejaba el partido y ganaba con justicia por 1 a 0, cometió el error de retrasarse (y parece que no fue porque lo apretara Boca) ante un rival que no perdona errores.
Aunque también habrá que decir que Boca ajustó sus marcas en la mitad de la cancha y atacó con decisión buscando primero el empate y no claudicó en su andar hasta que consiguió el triunfo.

Fue un tiempo para cada uno. En el primero, Vélez ganó la pelota en el mediocampo por la presión de Bustos y Cubero y la distribuyó con solvencia con Jonás Gutiérrez -su mejor jugador-y Gracián. Tuvo tres situaciones claras de gol y pudo marcar Obolo, aprovechando un gran pase de Gutiérrez. Boca no hacía pie en mitad de cancha, y sus defensores debían salir muy lejos a buscar a los delanteros de Vélez. Terminaban derribando al rival y jugaban al límite de la expulsión. Mientras que arriba, Tevez desbordaba por habilidad, aunque le llegaban pocas pelotas para que pudiera aprovechar.

En la segunda parte, el técnico de Vélez (Carlos Ischia) hizo ingresar a Ladino por Sena y armó dos líneas de cuatro defensivas para buscar el contraataque con Arias y con Obolo, y «el pecado tiene su penitencia», porque Boca con espacios en la mitad de la cancha lo «ahogó» contra su área y no lo dejó salir. De esa presión llegó el gol de Tevez y después, con dos tiros libres de Barros Schelotto -a la cabeza de Schiavi-, definió el partido. Vélez tuvo un solo contraataquey Abbondanzieri se lo tapó con la cara a Obolo.

Boca es el único puntero del campeonato y logró 100% de los puntos en juego. Es un equipo maduro y ayer superó una prueba de fuego, como para revalidar pretensiones.

Dejá tu comentario