4 de noviembre 2002 - 00:00

Boca mostró con argumentos que todo puede ser posible

Brazos abiertos. El Chelo Delgado inicia el camino del triunfo. Boca se complicó pero finalmente llegó al triunfo y logró achicar diferencias con el puntero.
Brazos abiertos. El "Chelo" Delgado inicia el camino del triunfo. Boca se complicó pero finalmente llegó al triunfo y logró achicar diferencias con el puntero.
Boca sigue vivo y con la fe intacta. Le ganó con claridad a Huracán y ahora quedó a 6 puntos de Independiente, cuando faltan jugar 12 y todavía se tienen que enfrentar en Avellaneda.

Sufrió más de la cuenta, porque creó innumerables situaciones de gol, pero recién definió el partido en los últimos 12 minutos. La gran actuación del arquero de Huracán, Sergio Schulmeister, hizo soñar a su equipo con un empate que no merecía y que consiguió con un cabezazo de Kobistyj que pasó entre las piernas de Abbondanzieri.

Boca manejó siempre la pelota. La ganó gracias a la presión que ejercían sus mediocampistas y al manejo por los laterales con las acertadas proyecciones ofensivas de Hugo Ibarra y Clemente Rodríguez. Por eso a Huracán le quedó como única carta el contraataque. Sistema que por momentos manejó con cierto fundamento a expensas del despliegue físico de Alonso y Fleita.

Después del tanto, Boca redujo la presión, y el partido entró en un trámite anodino, con la pelota circulando lejos de las áreas. Bastó que Huracán encontrara el empate, para que se produjera la reacción anímica y futbolística de Boca. Volvió a la presión inicial y con la velocidad de Delgado y Guillermo Barros Schelotto complicó a una defensa que daba toda clase de ventajas. Sin embargo, no podía convertir. Lo del arquero -a estas alturas-tenía visos de heroico tapando cinco situaciones claras de gol. Era Schulmeister contra todos.

Con el partido definido, Boca volvió a «levantar el pie del acelerador» y le «perdonó la vida» a un Huracán que desnudó sus limitaciones, tanto para defender como para atacar. Boca sigue en la pelea por el título. El empate de Independiente le abre la expectativa de saber que todavía es posible alcanzar a Independiente. Nunca renunció a sus sueños, pero ahora reafirma sus posibilidades. Sabe que no puede perder un punto desde acá hasta el final. Ayer tuvo la virtud de no desesperarse, de seguir buscando con fe, a pesar de que no se le daba el resultado, y no desordenarse. Un equipo que tiene una defensa bien plantada, un mediocampo equilibrado y que, con el retorno de Barros Schelotto, encontró algo que escasea en función ofensiva y que es la sorpresa. Porque tanto Barros Schelotto como Delgado y Tevez pueden aparecer por cualquier sector y bajar para ser el enlace del equipo. Una fórmula que le está dando muchos resultados y que le ayuda a aspirar a un título que está lejos, pero que no es imposible.

Boca 3- 1 Huracán


Boca:
Abbondanzieri; Burdisso, Schiavi y Crosa; Ibarra, Battaglia, Cascini,
C.Rodríguez y Tevez; Barros Schelotto y Delgado.
DT: Tabárez.

Huracán: Schulmeister; Graieb, Kobistyj, Lobos y Lavallén; Alonso, Garipe, Monsalvo y Cochas; Padra y Fleita.
DT: Babington.

Goles: PT 33m Delgado (B); ST 2m Kobistyj (H); 33m Schiavi (B); 35m Barros Schelotto (B)
Cambios: ST Zermatten por Padra (H); 23m Bracamonte por C. Rodríguez (B); 30m Comba por Fleita (H); 31m Donnet por Cascini (B); 43m E. González por Delgado (B) y Ríos por Schulmeister (H)
Estadio: Boca. Arbitro: Favale. Recaudación: $ 132.458

Dejá tu comentario

Te puede interesar