11 de septiembre 2009 - 23:03

Caruso: "Estoy más preocupado que nunca"

El técnico de Racing Club, Ricardo Caruso Lombardi.
El técnico de Racing Club, Ricardo Caruso Lombardi.
El entrenador de Racing, Ricardo Caruso Lombardi, realizó esta noche una fuerte autocrítica después del partido ante Gimnasia y aseguró que en el entretiempo le dijo a los jugadores que era "un milagro" que estuvieran ganando.

"Esto no es el Racing que yo quiero, nos es lo que yo quiero. Hoy me voy más preocupado que nunca. Fue el peor partido desde que llegué al club", sentenció Caruso Lombardi en conferencia de prensa.

La gente de Racing despidió con insultos y silbidos al equipo y Caruso Lombardi se hizo cargo del mal momento.

"A la gente no se le puede decir nada, porque vinieron a ver otra cosa. Yo asumo todo y está bien que me insulten a mí, porque son los jugadores los que me van a sacar de esta situación", explicó.

De todos modos, el técnico de Racing fue muy duro con sus dirigidos, al señalar que él no manda el equipo a defenderse: "me dicen que soy miedoso pero yo no les digo que se metan atrás contra la línea de fondo".

Caruso Lombardi dio una extensa conferencia de prensa, en la que se mostró muy elocuente pese a que estaba con una evidente y notoria disfonía.

"Qué quieren, me la pasé todo el partido gritando, intentando modificar la historia. Cuando llegué al vestuario le dije a los jugadores que era un milagro que estuviéramos ganando, que sino cambiaban se iba a complicar", aseveró.

"En los primeros quince minutos parecía que la historia se revertía pero después Racing no hizo nada. Mi análisis sobre el rendimiento del equipo no se iba a modificar con un gol.

"Cuando tu arquero es figura es porque estás haciendo las cosas mal, es lindo ver que se destaque alguien que vos trajiste, pero no por esto", completó Caruso, quien dio a entender que Jorge De Olivera seguirá siendo titular, relegando a Pablo Santillo.

Todas las preguntas a Caruso estuvieron relacionadas con el mal momento del equipo y el técnico de Racing comparó su situación con la del entrenador del seleccionado argentino, Diego Maradona.

"Ahora tengo que estar preparado para las críticas porque antes me decían que era Dios y ahora que soy el diablo". Con Maradona nos vamos a repartir los palos, sentenció.

"Racing no pierde pero deportivo empate no sirve para nada", fue lo último que dijo Caruso Lombardi, quien se fue de Avellaneda repleto de preocupaciones.

Dejá tu comentario

Te puede interesar