Chacarita goleó a Arsenal en Sarandí

Deportes

Chacarita Juniors alcanzó una valiosa victoria 3-0 sobre Arsenal, como visitante, en el partido que abrió la realización de la sexta fecha del torneo Clausura de la primera división.

El conjunto de San Martín redondeó una muy buena labor y logró un triunfo que le permitió, por primera vez en la temporada, abandonar los puestos de descenso directo y Promoción, con un coeficiente de 1,160.

Acompañado por la habitual multitud `tricolor` que lo sigue a cada estadio en el que juega, el equipo de Fernando Gamboa diseñó un éxito claro, sin sobresaltos, ante un rival que parece haber perdido la consistencia de otros tiempos y asoma en profunda crisis futbolística.

Diego Morales, la figura de la cancha, aportó los primeros goles para la causa `funebrera`, a los 30m. del primer tiempo y a los 4m. del segundo, respectivamente.

Facundo Parra, a los 37m. del complemento, decoró el resultado final, cuando Arsenal ya tenía inconvenientes en todas sus líneas y su rendimiento se desdibujaba minuto a minuto.

Con el simple argumento de mostrar orden e intención de atacar por las bandas, Chacarita (10 puntos) fue más de principio a fin.

Arsenal (4) no tuvo jamás una idea concreta de juego y convirtió a Sebastián Cejas en una suerte de "espectador de lujo".

El partido amenazaba convertirse en un bodrio insoportable, cuando Morales, a los 30m. del primer período, tomó la pelota en el costado izquierdo del área, se hamacó ante Facundo Pérez Castro, lo superó y metió un remate cruzado que batió la resistencia de Cristian Campestrini.

Con la ventaja conseguida, al once `tricolor` le resultó fácil dosificar energías y erigirse en dominador del encuentro. Los desempeños de Federico Vismara y de Emmanuel Centurión, además de la estupenda tarea de `Cachete` Morales, fueron decisivas para volcar el desarrollo en favor del equipo de San Martín.

Apenas comenzada la segunda etapa, el enganche visitante metió un cabezazo en el primer palo, tras una jugada de tiro de esquina, y la floja resistencia que opuso Campestrini propició el segundo.

Allí se terminó el partido. Porque Arsenal, más allá de los ingresos de Matías Pérez y Luciano Leguizamón, insinuó una tibia reacción, pero luego deambuló por la cancha y mostró una imagen desteñida, quizás, la más opaca desde que arribó a la máxima categoría del fútbol local allá por el 2002.

El tercer tanto, conseguido en una contra por Parra, no hizo más que poner una distancia justa entre lo que mostró uno y otro equipo en la fresca tarde-noche de Sarandí.

Dejá tu comentario