Conmoción en Inglaterra: se estrelló el helicóptero del dueño del Leicester

Deportes

Un helicóptero perteneciente al dueño del club inglés Leicester City, Vichai Srivaddhanaprabha, se estrelló este sábado y quedó envuelto en llamas en un estacionamiento del club tras un partido de la Premier League, informaron medios británicos.

No se sabe aún si Vichai, que tiene cuatro hijos y es fundador del gigante de las tiendas libres de impuestos King Power International, estaba en el aeronave, que se desplomó en espiral fuera de control y cayó muy cerca del campo de juego.

"Estamos asistiendo a la policía de Leicestershire y a los servicios de emergencia en lidiar con un gran incidente en el estadio King Power", dijo un vocero del club. La identidad del piloto y los tripulantes aún no fueron confirmadas.

La policía urgió a la gente a mantenerse alejada del lugar.

Un testigo que estaba cerca del estadio a la hora del accidente dijo a la BBC que su sobrino vio al helicóptero girar en espiral aparentemente debido a una falla en el rotor de cola.



"En un segundo cayó como una piedra al piso, por suerte dio unas vueltas en espiral por un rato y todos corrieron dispersándose. Hasta donde sabemos nadie en el estacionamiento quedó envuelto en este problema", sostuvo.

Vichai es muy querido por los simpatizantes del club, a quienes regala dulces y cervezas, después de que compró el club del centro de Inglaterra en 2010 y sorprendieron al mundo del fútbol al ganar el título de la Premier en 2016.

De acuerdo con la revista Forbes, es la quinta persona más rica de Tailandia con una fortuna estimada de 4.900 millones de dólares. Su riqueza comenzó con una única tienda en Bangkok y estaba estimada en 2016 en 2.900 millones de dólares.

Compró el Leicester City por unos 40 millones de libras en 2010 cuando nadie hablaba del club, que estaba en ese momento en segunda división.

Pero en 2016 salió campeón de la Premiere League, todo un cuento de hadas para un club que nunca había conseguido ese título desde su creación, en 1884.

Uno de sus admiradores declaró a Sky News que el propietario y su familia habían hecho mucho por el club.

"Se portaron tan bien, nos dieron tanto... Hicieron de todos nosotros unos campeones. Uno no puede pedirle más a sus propietarios", declaró.

El empresario, también amante del polo, suele codearse con la clase poderosa tailandesa, incluyendo la familia real.

Tiene cuatro hijos. Aiyawatt Srivaddhanaprabha, apodado "Top", es vicepresidente del club.

Dejá tu comentario