En Provincia dudan del regreso de la Copa Libertadores: "Si no se puede jugar, que no se juegue"

Deportes

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, se mostró tajante a la hora de referirse a la reanudación de la Copa Libertadores y advirtió que "si no se puede jugar, que no se juegue". Además, el pedido de Boca a la Conmebol que no prosperó.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, se mostró tajante a la hora de referirse a la reanudación de la Copa Libertadores y advirtió que "si no se puede jugar, que no se juegue".

"Si es indispensable que haya un torneo este año y no se puede jugar, que no se juegue. Lo digo como una interpretación de que lo prioritario es la salud", enfatizó el funcionario en declaraciones radiales.

La Copa Libertadores, de acuerdo a lo dispuesto por la Conmebol, debería reanudarse el 15 de septiembre, pero aún en Argentina no habilitó la vuelta a los entrenamientos, más allá de que en algunos países de la región si, incluso con la consecuente disputa de torneos.

Los clubes argentinos le reclaman al Gobierno nacional poder volver a los entrenamientos, en medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, aunque sea para los equipos que juegan copas internacionales.

Ante esto las autoridades todavía no determinaron escenario alguno, y en ese sentido Klepak reconoció que habla de estos temas con autoridades nacionales "para intercambiar perspectivas" y agregó que hizo un comentario más "como especialista, que como funcionario".

ministro kreplak.jpg
El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, no recomienda el reinicio de la Copa Libertadores para los equipos argentinos.

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, no recomienda el reinicio de la Copa Libertadores para los equipos argentinos.

"Si analizamos la situación en el contexto, con países con dos millones de casos como Brasil, abrir intercambios internacionales para un deporte que si bien a todos nos encanta, se puede pasar al año que viene y no va a pasar nada, cómo vamos a abrir cuando los casos están en América Latina", aseveró.

El pedido de Boca que no prosperó

Boca inició gestiones informales ante la Conmebol para retrasar sus compromisos de la Copa Libertadores 2020, previstos desde el 17 de septiembre, pero en la entidad rectora del fútbol continental avisaron que la programación no será modificada.

Un dirigente 'xeneize', cercano al vicepresidente segundo Juan Román Riquelme, dialogó con directivos de la Conmebol para plantear la intención de retomar la competencia a partir del 1 de octubre, dos semanas más tarde de lo previsto.

Voceros de la Conmebol revelaron a Télam que el planteo de Boca no tuvo carácter oficial y que la postura de la entidad es taxativa: "Las fechas no se cambian".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario