Cuenta regresiva con un Bianchi confiado

Deportes

Dentro de pocas horas comienza el partido más esperado por Boca en los últimos veinte años y pareciera que Bianchi ya no tiene dudas sobre el equipo que enfrentará al Real Madrid. Sin embargo, el técnico dará a conocer recién hoy a los once titulares, en el transcurso de una conferencia de prensa que se realizará en el estadio Nacional. Las posibilidades de Marcelo Delgado crecieron notoriamente en las últimas prácticas, en tanto que Bianchi haría ingresar a Cristian Traverso en el mediocampo en lugar de Gustavo Barros Schelotto. Además, preservará en el banco de suplentes al mellizo Guillermo, para poder utilizarlo en el complemento.

De acuerdo a lo observado en la práctica de ayer, Boca saldría al campo con Córdoba; Ibarra, Bermúdez, Matellán, Fagiani; Battaglia, Serna, Traverso; Riquelme; Delgado y Palermo. Mientras Bianchi dirigía la práctica, en el sector de los arcos, el presidente de Boca, Mauricio Macri, se dedicó a patear tiros libres y penales al arquero Córdoba. Para hoy está previsto un nuevo entrenamiento en horario matinal, y por la tarde el plantel efectuará un reconocimiento del campo de juego del estadio Nacional a partir de las 18.

Otro dato saliente (y repudiable) en la jornada de ayer lo protagonizó un grupo de simpatizantes de Boca, que alteró la tranquilidad de los japoneses que disfrutaban de un apacible domingo, al insultar a los jugadores del Real Madrid que paseaban por Akihabara, el barrio donde se encuentran los más avanzados artículos electrónicos. Hubo un jugador que se llevó casi todos los insultos: Santiago Solari, a quien los boquenses se encargaron de recordarle su pasado por River.

Por el lado del Real Madrid todo es tranquilidad y confianza:
«El Real no sólo tiene que discutir por el título, sino por quién juega mejor al fútbol en España.»

«Es un equipo con una historia grandiosa, con un presupuesto que está entre los más grandes de Europa y donde hay que soñar en grande.» La descripción corresponde a Jorge Valdano, uno de los principales responsables deportivos del club, un club que tiene 70 millones de hinchas repartidos por el mundo, 27 títulos de Liga, 17 Copa del Rey, 8 de Europa y 2 Intercontinentales. Mañana va por la tercera, y Boca tratará de impedirlo.

Lo cierto es que
Bianchi volverá mañana al lugar donde dio su primera vuelta olímpica de una Copa Intercontinental, hace ya seis años, con Vélez. Será el fin de un ciclo histórico en Boca. Poco más que un partido especial para los españoles...

Dejá tu comentario