El básquetbol volvió al triunfo

Deportes

El seleccionado argentino de básquetbol volvió al triunfo al vencer a Irán por 81 a 71, en partido de la primera fecha del grupo B de la tercera edición del torneo Diamond Ball que se desarrolla en la ciudad china de Nianjing. Los parciales del encuentro jugado en el Palacio de los Deportes de Nianjing fueron: Argentina 24-24, 42-35, 62-52 y 81-71.

Mañana (8.30 de la Argentina) el rival será Serbia y si gana, el equipo dirigido por Sergio Hernández definirá el título el viernes con el ganador del grupo A.

Precisamente en el partido jugado ayer por la otra zona, el local China, con 21 puntos y 5 rebotes del pivote Yao Ming superó a Angola (Cipriano hizo 24) por 83 a 74. China-Australia jugarán hoy por el grupo A, y por el B lo harán Serbia-Irán.

La de ayer fue una victoria importante desde lo anímico para el equipo argentino, ya que sólo de a ratos tuvo un buen funcionamiento, aunque eso alcanzó y sobró para quedarse con el triunfo.

El representativo iraní, que será el cuarto rival de Argentina en Pekín el 16 de agosto, fue mucho más exigente que lo esperado,y en el primer cuarto complicó con sus torres Hamed Ehadadi (20 puntos y 9 rebotes) y Samad Nijhahbadahami (18 y 5), e incluso llegó a estar al frente en el marcador (22-19).

La «generación dorada» comenzó muy bien en ataque, donde Luis Scola (13) y Emanuel Ginóbili (9) concretaban con facilidad en el cesto iraní. Sin embargo, todo lo bueno que se desarrollaba en ofensiva se dilapidaba en defensa, donde el equipo asiático, con penetraciones y descargas para Ehadadi y Nijhahbadahami dañaba y mantenía la paridad en el marcador.

En el segundo cuarto, Argentina mejoró en defensa y con el ingreso de Carlos Delfino tuvo gol con sus penetraciones y tiros desde lejos que le posibilitaron marcar diferencias (42-35).

En el tercer segmento, los dirigidos por Sergio Hernández tuvieron una mayor intensidad en defensa, Fabricio Oberto (8 puntos, 4 rebotes, 3 recuperos y 2 asistencias) se mostró más decidido y con el acople de un Ginóbili más fino con el tiro exterior, logró extender la luz a diez tantos (62 a 52).

En el último parcial, Argentina consiguió la máxima ventaja: 72 a 55. Sin embargo, no mantuvo la concentración y entró en desatenciones defensivas que fueron muy bien usufructuadas por Ehadadi y Davari para acortar diferencias.

Este fue, en definitiva, un partido que no deja muchas conclusiones porque el equipo sigue sin aparecer en su real dimensión, ya que carece de regularidad y todavía hay jugadores como Andrés Nocioni, Román González y Leonardo Gutiérrez que están en bajo nivel.

Argentina (81): Prigioni 4, Ginóbili 15, Nocioni 5, Scola 23 y Oberto 8 (X) (FI). Delfino 18, Quinteros 3, L. Gutiérrez 0, J. Gutiérrez 3, Porta 0 ( lesionado), Kammerichs 0 y Román González 2. DT: Sergio Hernández.

Irán (71): Davari 14, Afagh 8, Nijhahbadahami 18, Nabippor 6 y Ehadadi 20 (FI). Amini 1, Mashhady 0, Sahakian 0, Sohrabnajad 4, Davarpanahfard 0 y Doraghi 0. DT: Raiko Soreman.

Estadio: Palacio de los Deportes de Nainjing.

Dejá tu comentario