Era lógico, Pompilio defendió a Riquelme

Deportes

Era lógica la reacción que iba a tener Pedro Pompilio en el conflicto que su suscitó entre Julio César Cáceres y Juan Román Riquelme. El presidente de Boca fue el que más insistió para que el «10» se quedara definitivamente en el club. Por eso no extrañó que ayer haya salido a defenderlo ante el ataque del zaguero paraguayo. De esta manera el titular de Boca buscó detener el escándalo que generaron las polémicas declaraciones de Cáceres y las respuestas subidas de tono del volante.

Pompilio resaltó que Cáceres, con sus expresiones, «fue inoportuno y provocó inestabilidad a sólo diez días del clásico» ante River Plate, que se jugará en el estadio Monumental.

Reveló que el futbolista paraguayo lo llamó telefónicamente el martes a las 23 para decirle que se había «equivocado», por lo que admitió su error y pidió disculpas. El titular de Boca sostuvo que Cáceres «agredió públicamente a la persona que más insistió para que llegara a Boca» y destacó que el zaguero «sabrá por qué dijo lo que dijo».

Cáceres, en declaraciones a radio «Cáritas», de Paraguay, había culpado a Riquelme del actual momento futbolístico de Boca y le pidió que «dé un paso al costado» si está cansado o saturado mentalmente para jugar.

A su vez, alabó al goleador Martín Palermo porque «con sus 34 años de edad se entrena y corre al igual que los chicos de 17». Pompilio sostuvo que no ve a Cáceres «como el vocero de otros jugadores» sino que con sus declaraciones «sorprendió a todos» y resaltó que «de todo esto se sale con inteligencia».

«Cuando me llamó le dije: me parece que has cometido un error importante, que esa persona que vos agrediste fue la que más pidió por vos para que llegaras al club», enfatizó el dirigente.Agregó que fue Riquelme el que le insistía y le preguntaba en Tandil, cuando Boca realizaba la pretemporada, «cuándo llega Cáceres, que nos va a dar un salto de calidad en la defensa».

En declaraciones formuladas en el predio de Casa Amarilla, tras sostener una reunión con el plantel y el director técnico Carlos Ischia, Pompilio dijo a la prensa que en su diálogo con Cáceres le pidió que se comunicara con Riquelme «para recomponer la situación».

«Tenés que entender que éste es un club diferente a los demás, que potencia lo bueno y lo malo, entonces no sirve de nada hacer este tipo de declaraciones», dijo Pompilio al contar su diálogo con Cáceres.

El presidente informó que también habló con Riquelme -que se encuentra afectado al seleccionado nacional- y éste le respondió que «estaba muy molesto por todo lo que se había generado» alrededor de Boca.

Consultado si existía algún tipo de división en el plantel, Pompilio dijo que «siempre hay grupos donde algunos tienen mayor afinidad con unos que con otros». «Pero esto es natural en el fútbol y esto es algo que me ha tocado vivir en los muchos años que llevo en el fútbol, porque nunca vi un grupo que tenga una relación excepcional en un vestuario», afirmó.

Dejá tu comentario