1 de marzo 2014 - 17:17

Federer, inoxidable: se coronó en Dubai

Roger Federer, con su sexto trofeo de Dubai.
Roger Federer, con su sexto trofeo de Dubai.
El suizo Roger Federer ganó por sexta vez el torneo de Dubai al derrotar este sábado en la final al checo Tomas Berdych por 3-6, 6-4 y 6-3.

El exnúmero uno del mundo levanta así su primer trofeo desde junio de 2013 en Halle y el número 78 en su carrera, en la que ha logrado entre otros récords el de 17 títulos de Grand Slam.

Federer derrotó en semifinales al serbio Novak Djokovic, quien se había impuesto en la final de Dubai en 2013 al mismo rival al que ahora se enfrentó el suizo.

Berdych, número seis del mundo y que venía de ganar el torneo de Rotterdam, sólo ha podido derrotar a Federer en seis ocasiones de las 18 en las que se han medido, aunque en las dos últimas se había impuesto.

"Fue muy especial ganar aquí por sexta vez", dijo el suizo de 32 años. "Estoy muy contento con mi juego no sólo hoy sino toda la semana".

"Tomas es un duro oponente y el partido fue ajustado. A veces tuve algo de suerte. Pero peleé bien. No podría estar más contento con el resultado", añadió.

Federer seguirá octavo en el ranking de la ATP, pero gana en confianza de cara al primer Masters 1000 de la temporada, que empieza la próxima semana en Indian Wells.

El suizo se pone además tercero en solitario en la lista histórica de jugadores con más títulos al dejar atrás al estadounidense John McEnroe (77). Federer ha ganado al menos un torneo por año en las últimas 14 temporadas.

El exnúmero uno del mundo no perdió el tiempo para ponerse por delante y quebró a su rival en el tercer juego. Pero no pudo mantener el nivel y Berdych recuperó el saque perdido inmediatamente y se hizo más tarde con el set tras 35 minutos.

Al igual que el viernes ante Djokovic, Federer tenía que remontar. La mayor parte de los 5000 espectadores que llenaron el recinto apoyaban al veterano campeón, que asentó su juego tras otro intercambio de breaks y acabó llevándose el segundo parcial.

"Cuando uno está abajo en el marcador, hay que quedarse en la línea de fondo y tratar de dar algunos buenos golpes. Y también esperar que el rival falle algo", dijo Federer.

"Tuve calma, regresé al partido y empecé a jugar mejor. Fue un partido duro y realmente lo disfruté", contó el suizo, que tras casi dos horas de juego cerró el partido.

Dejá tu comentario

Te puede interesar