Jugador de Real Madrid se unió a protestas contra el racismo

Deportes

El lateral izquierdo Marcelo convirtió en el triunfo sobre Eibar y celebró con su rodilla en el pasto y el puño en alto en alusión al asesinato de Floyd.

El lateral brasileño de Real Madrid Marcelo se arrodilló este domingo en homenaje al estadounidense George Floyd, muerto a manos de un policía, nada más marcar el tercer tanto de su equipo en el duelo liguero contra Eibar.

Nada más marcar su tanto (37), el brasileño puso rodilla en tierra y levantó el puño para celebrar el gol y mostrar su sentimiento con el gesto repetido por todo el mundo en las últimas semanas en apoyo al movimiento antirracista 'Black Lives Matter'".

El gesto fue popularizado en 2016 por el jugador de la NFL (Liga de Fútbol Americano), Colin Kaepernick, convertido en portavoz de las protestas en Estados Unidos contra la violencia policial, en particular contra las minorías de color.

Marcelo mostró este apoyo al movimiento antirracista en el partido que Real Madrid dominaba por 3-0 a Eibar al descanso.

El pasado 9 de junio, el equipo de Valencia ya había posado al completo rodilla en tierra en señal de homenaje a Floyd.

"Con esta acción, el Valencia CF desea mandar un mensaje de concienciación a la sociedad y mostrar su más rotundo rechazo ante cualquier tipo de discriminación de las personas por su género, orientación sexual, origen o color de piel", había afirmado entonces el Valencia.

La muerte en Minneápolis de George Floyd, un hombre negro de 46 años, a manos de un policía blanco, provocó una ola de protestas antirracistas, que comenzaron en Estados Unidos y se expandieron por todo el mundo.

Victoria para seguir escolta

Real Madrid derrotó 3-1 a Eibar (hizo de local en el estadio Alfredo Distéfano porque el Santiago Bernabéu está siendo resembrado) y se mantiene a dos puntos del único líder de la Liga española, Barcelona, que acumula 61 unidades. El marcador lo abrió el alemán Toni Kroos a los 3 minutos con un preciso disparo desde afuera del área al ángulo izquierdo del arco que defendía Marko Dmitrovic.

A los 30 minutos Sergio Ramos amplió la diferencia que luego Marcelo se encargaría de llevar a tres goles. El descuento fue por medio de Pedro Bigas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario