"Hasta pronto, no me van a perder nunca"

Deportes

Josep Guardiola dirigió su último partido en el Camp Nou y fue una fiesta emotiva para todo el entorno del Barcelona. Desde los cuatro goles de Lionel Messi hasta el eterno agradecimiento que los hinchas "culés" le profesaron a su entrenador.

Una vez finalizado el encuentro, un video homenaje a Pep se exhibió en la pantalla gigante del estadio. Tras el mismo, el entrenador fue tomó el micrófono y realizó un sentido discuros:"Gracias a la vida por hacerme este regalo. Yo he sido un privilegiado igual que ustedes, pero un poco más cerca de estos fantásticos jugadores".

"No saben el cariño que me llevo. Sentirse así de querido durante 4 y 5 años...no saben la felicidad que me llevo. Gracias a todos", expresó el exvolante del club catalán.

"Sepan que los echaré mucho de menos. El que más pierdo en todo esto soy yo. Pero los dejo en las mejores manos. El cinturón apretaba mucho y yo me lo descuelgo. Esto tendrá larga vida. Hasta pronto. No me van a perder nunca", declaró un Guardiola visiblemente emocionado, pero conteniendo las lágrimas.

Al frente del Barça desde 2008, el entrenador catalán se va con un palmarés récord: 13 títulos de 18 posibles, incluidas dos Ligas de Campeones (2009 y 2011), que podrían ser 14 si ganan en la final de Copa del Rey al Athletic Bilbao, el 25 de mayo en Madrid.

A Guardiola le queda un partido más como cerebro de este equipo, considerado por muchos el mejor de la historia. Luego será el fin definitivo de esta era. Pero como anticipó, será hasta pronto.

Dejá tu comentario