Independiente no pudo con Argentinos en un partido de ida y vuelta

Deportes

Independiente y el actual campeón Argentinos Juniors igualaron 1-1 en un buen partido, jugado en el estadio Libertadores de América como cierre de la segunda fecha del torneo Apertura.

El equipo dirigido por Pedro Troglio se puso en ventaja con un tanto del defensor Gonzalo Prósperi a los 15 minutos y el local empató 60 segundos después a través de Federico Mancuello.

El mediocampista de Argentinos Juniors, Néstor Ortigoza, que regresaba de una suspensión, fue expulsado a los 76 con roja directa por una fuerte infracción sobre Hernán Fredes.

Después del debut con derrotas, ambos sumaron el primer punto de la temporada, pero más allá del aspecto numérico, lo alentador fue la recuperación futbolística que demostraron en un juego abierto, con numerosas llegadas sobre los arcos.

Por caso, tanto Adrián Gabbarini, en el local, como Nicolás Navarro, en la visita, fueron responsables para que el marcador no expresara cifras mayores.

En el primer tiempo hubo muchas imprecisiones, dominio repartido de la pelota pero
pasajes de mucha emoción con jugadas de peligro de un extremo al otro de la cancha.

Argentinos, que recuperó la Ortigoza-Juan Mercier para el doble cinco, marcó la apertura con una volea de Prósperi, que capturó un rebote tras un disparo del uruguayo Gonzalo Vargas sobre el defensor Eduardo Tuzzio.

Con respuesta inmediata, Leandro Gracián -de buen partido- picó una pelota por encima de la defensa rival, Mancuello llegó vacío, enfrentó al arquero y señaló el empate.

El fervor de los goles provocó otra ráfaga de llegadas en tres minutos consecutivos. Navarro salvó el gol dos veces en la misma jugada ante Mancuello y Roberto Battión a los 20 y dos minutos más tarde volvió a lucirse ante un remate de Gracián.

En el medio, Juan Sabia, sin marcas en el área chica, desvió un cabezazo que se festejó con anticipación en la popular de Argentinos.

Y a los 32 Gabbarini tapó un remate al ángulo superior derecho de Mercier y Nicolás Blandi no pudo capitalizar el rebote a centímetros del arco.

En el segundo tiempo, Independiente se erigió como un claro dominador del juego, especialmente tras la expulsión de Ortigoza, pero Navarro se agigantó para evitar modificaciones en el resultado.

Al principio de esa etapa el local perdió dos ocasiones claras por fallas en la definición de parte de Germán Pacheco y Mancuello.

Argentinos, sin las respuestas del período inicial, acusó el desgaste físico de algunas de sus individualidades y evaluó el punto como un buen negocio al promediar el complemento.

Daniel Garnero, técnico rival, lo advirtió y arriesgó con cambios ofensivos para la
búsqueda de los tres puntos pero todas las esperanzas se esfumaron en las manos de Navarro.

El ex River, ágil en la reacción, atento en las salidas, seguro con sus manos, tapó todos los intentos de Independiente en el tramo final y el partido terminó en un atractivo empate.

Dejá tu comentario