Juegos Olímpicos de Invierno en China, entre boicot y contagios

Deportes

La capital de China, Pekín, se mantiene lista para la cuenta regresiva y analiza los protocolos sanitarios que se llevarán adelante.

Pekín marcará el miércoles los 100 días antes de los Juegos Olímpicos de Invierno, pero los preparativos para las justas se han visto opacados por llamados a boicotearlas y por un brote del coronavirus en China.

La capital china se convertirá en febrero en la primera ciudad en organizar los Juegos de Verano e Invierno, y la semana pasada recibió la antorcha olímpica con una ceremonia de bajo perfil.

En China no se dieron muestras de disidencia, pero la ceremonia de encendido de la antorcha en Grecia fue interrumpida por un pequeño grupo de activistas que exhibieron una bandera tibetana y una pancarta con la frase "no al genocidio".

Los organizadores no han dicho cómo van a marcar los 100 días y cualquier festividad podría ser pequeña, debido a que las autoridades nacionales buscan erradicar un pequeño brote de Covid-19 como parte de su política de tolerancia cero con el virus. Este martes, las autoridades incluso impusieron un confinamiento a una ciudad de cuatro millones de habitantes, Lanzhou, en la región noroccidental del país.

Previamente, Pekín anunció la suspensión de su maratón anual del próximo domingo, luego de que el lunes se detectaron 39 nuevos contagios locales del coronavirus.

El territorio chino, donde primero se detectó el virus a fines de 2019, ha bajado los contagios a casi nada con pruebas masivas, cierres agresivos y un estricto control fronterizo.

Los Juegos de 2022 se realizarán en una burbuja cerrada para evitar los contagios.

Los 2.900 atletas participantes deberán estar plenamente vacunados o tendrán que hacer una cuarentena de 21 días al llegar a la capital china.

A diferencia de los Juegos de Tokio, celebrados meses atrás con un año de retraso por la pandemia, en Pekín sí habrá espectadores pero únicamente pobladores locales podrán adquirir boletos.

En tanto, el jugador de la NBA Enes Kanter calificó al presidente chino Xi Jinping como un "dictador brutal" y condenó las políticas de China en Tíbet, lo que puso de manifiesto cómo las estrellas del deporte usan su prestigio para pronunciarse sobre temas polémicos.

Las autoridades comunistas han fustigado lo que llaman la "politización" del deporte, y el Comité Olímpico Internacional (COI) dice que no le corresponde "ir a un país a decirle lo que debe hacer".

Pero la Campaña Internacional por Tíbet dijo que la respuesta china a la intervención de Kanter demuestra que "el país fue la opción equivocada" para celebrar los Juegos.

El grupo con sede en Washington pidió a los gobernantes mundiales hacer un boicot diplomático al país.

La represión china en la excolonia británica de Hong Kong y su trato a la minoría uigur en la región de Xinjiang también están bajo escrutinio.

Grupos de derechos humanos dicen que un millón de uigures y otras minorías en Xinjiang han sido detenidos en campamentos en los últimos años. Washington ha calificado como "genocidio" el tratamiento chino de los uigures, mayoritariamente musulmanes.

China, que inicialmente negó la existencia de campamentos en Xinjiang, los defiende como centros de entrenamiento vocacional dirigidos a reducir el extremismo islámico.

Los Juegos de Invierno son vistos como parte de un esfuerzo de las autoridades chinas para que un cuarto de su población, unas 300 millones de personas, se interesen en los deportes invernales.

"Mediante los formatos y métodos únicos, esperamos que la gente de todo el mundo experimente la vibrante cultura deportiva china y aprecien el entusiasmo de cada persona por participar y apoyar los Juegos Olímpicos", declaró Wang Xiangyu, una autoridad de las justas de 2022.

Los Juegos, que se realizarán del 4 al 20 de febrero de 2022, utilizarán algunas de las sedes de los Juegos de 2008, como el estadio nacional "Nido de Pájaro", que tendrá las ceremonias de apertura y clausura.

Dejá tu comentario