Juegos Olímpicos: Tokio fijará un límite de 10.000 espectadores por evento

Deportes

Bajo el actual estado de emergencia, el público está limitado a 5 mil personas o al 50% de la capacidad del sitio.

Japón fijará un límite de 10 mil espectadores, especialmente en los eventos deportivos, antes de la disputa de los Juegos Olímpicos de Tokio.

Mientras los organizadores olímpicos estudian qué límite de público fijar para su gran cita, el ministro japonés encargado del Covid-19, Yasutoshi Nishimura, afirmó que la medida respecto al público visitante entraría en vigor tras el levantamiento del estadio de emergencia sanitaria en Tokio y en otros departamentos, previsto para el 20 de junio, y seguiría en vigor hasta finales de agosto.

"Es importante que mantengamos medidas rigurosas contra las infecciones para evitar un aumento de casos, todavía más teniendo en cuenta que contemplamos una propagación de la variante Delta", declaró Nishimura a un comité consultivo gubernamental que aprobó el plan.

El proyecto, que no afecta únicamente a eventos deportivos, limitaría el número de espectadores a un 50% de la capacidad de un recinto o a un máximo de 10 mil personas, la cifra que sea menor.

Ese esquema, que debe ser oficializado esta semana, podría fijar los límites de una decisión de los organizadores de los Juegos Olímpicos sobre el número de espectadores residentes en Japón que podrán estar presentes en su evento.

En marzo, los organizadores olímpicos tomaron la decisión sin precedentes de prohibir la llegada de espectadores procedentes del extranjero y, después del final del estado de emergencia, deben comunicar su decisión sobre si el evento será a puerta cerrada para todo tipo de público o qué límite de espectadores locales es aceptado.

Según la prensa, el gobierno japonés podría reemplazar el estado de emergencia sanitaria actual por medidas llamadas de "casi estado de emergencia", que incluyen principalmente restricciones sobre la venta de alcohol o sobre las horas de apertura de bares y restaurantes.

Expertos y responsables locales se preocuparon en los últimos días por el hecho de que eventuales aglomeraciones puedan acelerar las infecciones virales tras el final del estado de emergencia. De hecho, Takaji Wakita, quien dirige el comité consultivo gubernamental, alertó contra la posibilidad de un aumento de los casos de Covid-19 en un futuro próximo en el país.

El programa de vacunación de Japón avanzó más lentamente que en otros países desarrollados, con solo un 5% de la población inoculada por completo hasta ahora.

Dejá tu comentario