"Macho" Camacho, grave tras recibir un disparo

Deportes

El puertorriqueño Héctor "Macho" Camacho, tres veces campeón mundial de boxeo, se encuentra en estado delicado después de resultar el martes gravemente herido en un confuso tiroteo cerca de San Juan (Puerto Rico), que le provocó severos daños cerebrales, informaron los médicos que lo atienden.

Camacho "está en un coma profundo. El impacto de bala dañó tres arterias que corren por el cuello por lo que la sangre no está llegando bien al cerebro", dijo en conferencia de prensa este miércoles Ernesto Torres, director del hospital Centro Médico en Río Piedras, donde fue ingresado el exboxeador.

Un equipo médico está por realizar nuevas pruebas para evaluar si declaran muerte cerebral de Camacho, dijo Torres en declaraciones citadas por el diario Primera Hora.

"No tiene ningún tipo de respuesta a dolor ni a medicamento. La situación de 'Macho' es bien delicada. El pronóstico es bien pobre", agregó el médico el miércoles en la tarde, cuando desfilaban por el hospital familiares y amigos que visitaban conmovidos al expúgil.

En la madrugada del miércoles Camacho sufrió un paro cardíaco del cual pudieron sacarlo con medicamentos, pero el equipo de neurólogos explicó que "no pueden hacer nada", indicó Torres.

La madre de Camacho, María Matías, llegó a San Juan procedente de Nueva York, donde se crió el boxeador, y le dieron horarios de visita especial para que estar con su hijo en el día y en la noche.

"Ya la mamá sabe que el pronóstico no es nada bueno y le hemos dicho que se prepare para el peor de los escenarios", dijo Torres a la prensa luego de precisar que "Camacho está respirando por un ventilador y su presión y pulso están siendo determinadas por máquinas", indicó el médico.

El ahijado del exboxeador, Widnier Adorno, dijo a la prensa en el hospital que la madre de Camacho "sufrió un colapso nervioso" al visitar a su hijo y tuvo que abandonar el lugar en silla de ruedas.

Adorno indicó, según declaraciones citadas por el diario El Nuevo Día, que de confirmarse la muerte cerebral, la madre del púgil tomará la decisión si donan los órganos.

La cadena de televisión hispana Univision había informado que se espera también el arribo de los hijos, dos de ellos residentes en Orlando, y el también boxeador Héctor "Machito" Camacho, residente en Kansas, para decidir si desconectan al deportista del respirador artificial.

Camacho iba como copiloto en un auto cuando se detuvieron frente a una licorería y recibió el disparo en la cabeza desde otro vehículo alrededor en la noche del martes, informó la policía de San Juan.

Por el momento los investigadores no han revelado si el amigo del exboxeador, Alberto Mojica Moreno, de 49 años y quien murió en el acto, o el mismo Camacho eran blanco de algún ajuste de cuentas o fueron víctimas del hampa común que azota la isla caribeña.

Imágenes de televisión y fotos que se divulgaron en la red social Twitter mostraron al otrora campeón del mundo llegando el martes en la noche ensangrentado y entubado al hospital.

Héctor "Macho" Camacho, nacido Bayamón, Puerto Rico, el 24 de mayo de 1962, es considerado uno de los boxeadores más coloridos de la década de 1980.

Su carrera cuenta con un récord de 79-6-3 con 38 KO y durante su vida deportiva se enfrentó a grandes peleadores como Roberto "Mano de Piedra" Durán, Oscar De La Hoya, Julio César Chávez, Sugar Ray Leonard, Félix "Tito" Trinidad, Ray Mancini y Greg Haugen.

En este año, la policía de Estados Unidos había acusado a Camacho de abuso por supuestamente haber golpeado a su hijo en la casa de su exesposa en Florida el año pasado.

El puertorriqueño en los últimos años ha aparecido en dos programas de televisión como "Mira quién baila" y "Es macho tiempo".

Su última aparición en televisión fue el lunes de esta semana cuando la cadena Univision lo buscó para opinar de la final, el domingo, del programa de concurso de bailes "Mira quién baila", donde él mismo participó en la primera temporada, convirtiéndose en el primer eliminado pero obteniendo gran popularidad entre los espectadores.

Dejá tu comentario