Maradona salió a respaldar a Riquelme y acusó a Pompilio

Deportes

«No funciona el rescate en Estados Unidos y la culpa es de Román», ironizó Diego Armando Maradona, quien defendió en forma encendida a Juan Román Riquelme y cargó con todo contra el presidente de Boca, Pedro Pompilio.

Riquelme fue cuestionado públicamente por su compañero, el paraguayo Julio César Cáceres y Maradona lo defendió diciendo: «Quiero mandarle un saludo grande a Román, decirle que estoy con él. Le ha dado mucho a Boca como para ser tratado así».

Después explicó: «Cáceres es un jugador excepcional, aunque a mí me gustaría que tenga más tarjetas amarillas, lo mismo que Paletta. Pasa, mi viejo, por el medio de la defensa de Boca y no le hacen nada. Se tendrían que hacer respetar más. Por eso Boca deberá solucionar su problema con Riquelme,si no se tendrá que ir uno de los dos, porque esto la gente no lo soporta».

Según Maradona: «Cáceres fue ingenuo, se dejó llevar por el 'mundo Boca', Román no pone, ni saca jugadores, además el director técnico no se lo permitiría».

Con relación a la duda sobre la presencia de Riquelme en la Selección dijo: «Yo creo que Riquelme va a ser titular ante Uruguay, esté como esté, aunque si no está bien tendría que descansar. Pero no me caben dudas que Basile lo va a poner en el equipo de entrada».

En cambio, no fue tan condescendiente con el presidente de Boca, Pedro Pompilio al que fustigó duramente: «No acertó una desde que ganó las elecciones. Ischia, Caranta y Riquelme dicen cosas distintas y después Pompilio dice otra cosa. La culpa no es del chancho, sino del que le da de comer. Las equivocaciones vienen del mandamás, que no pone orden».

Tampoco la sacó barata el director técnico, Carlos Ischia de quien dijo: «El partido con River será clave para el futuro de Carlos, si no lo gana es posible que se tenga que ir».

En tanto, en las últimas horas corrió fuerte en Boca el rumor que los jugadores y el cuerpo técnico no hablarán con la prensa hasta después del superclásico ante River y que lo hacen para «que no haya malentendidos». Por eso se viene el famoso «silenzio stampa».

Dejá tu comentario