Mike Tyson, acusado de haber violado a una mujer en Nueva York

Deportes

No es la primera vez que Mike Tyson es acusado de violar a una mujer. Esta vez, se conoció la voz de una denunciante en Nueva York.

El excampeón de boxeo Mike Tyson es acusado por una mujer de haberla violado en una limusina al inicio de la década de 1990 cerca de Nueva York, según indica un documento judicial.

Tyson, quien fue considerado como uno de los mejores pesos pesados de todos los tiempos, ya fue condenado a tres años de prisión por violar a la modelo Desiree Washington, de 18 años al momento de los hechos.

Treinta años más tarde, una mujer que pidió conservar el anonimato para no ser "atacada por los medios y seguidores" de Tyson, interpuso una demanda por "violación" ante un tribunal civil del condado de Albany. En tanto, reclama una indemnización de cinco millones de dólares.

Desiree Washington.jpg

Mike Tyson, acusado por violación

El procedimiento es posible gracias a una ley del estado de Nueva York votada en noviembre y que permite que, durante un año, las víctimas de agresiones sexuales demanden en lo civil sin temor a que el caso prescriba.

Según el testimonio fechado el 23 de diciembre de 2022 e incluido en la demanda, la demandante asegura haber conocido al boxeador "al principio de los años 1990" en una discoteca y haberlo seguido a su limusina, en donde la agredió antes de violarla.

La carta de Desiree Washington

"En la madrugada del 19 de julio de 1991, ocurrió un ataque tanto en mi cuerpo como en mi mente. Fui derrotada físicamente hasta el punto de que me quitaron a mi persona más íntima. En el lugar de lo que he sido yo durante 18 años, ahora hay un sentimiento frío y vacío. No puedo comentar cuál será mi futuro. Solo puedo decir que cada día, después de ser violada, ha sido una lucha aprender a confiar de nuevo, sonreír como lo hice y encontrar a la Desiree Lynn Washington que me robaron y a quienes me amaron el 19 de julio de 1991. En esas ocasiones cuando me enojé por el dolor que me causó mi atacante, Dios me dio la sabiduría para ver que estaba psicológicamente enfermo. Aunque algunos días lloro cuando veo el dolor en mis propios ojos, también puedo compadecerme de mi atacante. Ha sido y sigue siendo mi deseo que sea rehabilitado".

Dejá tu comentario