Mónaco conquistó Portschach y promete para Roland Garros

Deportes

El tenista argentino Juan Mónaco completó ayer una semana brillante y se consagró campeón del abierto austríaco de Portschach, con premios por 353.450 euros, al vencer en la final al francés Gael Monfils por 7-6 (7-3) y 6-0.

Mónaco, nacido en Tandil y ubicado en el puesto 47 del ranking mundial de la ATP, empleó una hora y 21 minutos para doblegar a Monfils (75) y conquistar así el segundo título de su carrera, tras su coronación en febrero último en el ATP de Buenos Aires.

"Estoy realmente feliz porque tuve una semana muy buena y pude coronarla con el título. Agradezco a mi equipo de trabajo, ellos son muy importantes en mi carrera", comentó exultante el tandilense en diálogo con los medios de prensa locales, mientras recibía el trofeo y el cheque con 55.820 euros de premio.

El argentino, nacido el 29 de marzo de 1984, mostró enormes progresos este año y así conquistó Buenos Aires -venció en la final al italiano Alessio Di Mauro-, ayer Portschach y quedó bien posicionado para Roland Garros, el "mundial sobre polvo de ladrillo" que comienza hoy en París.

El tenista entrenado por Francisco "Pancho" Mastelli venció sucesivamente en el certamen austríaco al local Jürgen Melzer (30), el estadounidense Michael Russell (71), al 'top ten' ruso Nikolay Davydenko (4), en su mejor triunfo del año, y en semifinales al peruano Luis Horna (82), antes de la final ante el ascendente Monfils.

El 'galo', nacido en París el 1 de septiembre de 1986, era un rival de cuidado, y prueba de ello fueron sus triunfos en cuartos de final ante el estadounidense Andy Roddick (3) y ayer en semifinales frente al australiano Lleyton Hewitt (16).

"Gael jugó muy bien y lo felicito, es un tenista con enorme futuro", reconoció Mónaco respecto de su rival.

El francés mostró lo mejor de su repertorio en el primer set, cuando lastimó con su derecha y forzó un tie break que el argentino definió en su favor por 7-3.

En el segundo parcial, Mónaco mostró mayor confianza y un cambio táctico que le dio resultado, puesto que se adelantó un par de metros en la cancha y tomó la iniciativa, lo que le permitió primero dominar y luego vapulear al francés.

El argentino sacó muy bien (conectó apenas un ace pero tuvo una eficacia del 61 por ciento con su primer servicio), devolvió profundo y preciso (quebró tres veces a Monfils hasta dejarlo en cero) y casi no cometió errores con su derecha, al punto de transformar a su rival en un mero partenaire.

"El primer set fue muy reñido, pero en el segundo el aflojó un poco a mi me salieron todas", admitió Mónaco, quien subirá hasta cerca del puesto 30 en el ranking mundial y lo que exhibió autoriza a entusiasmarse con un buen Roland Garros, certamen en el que debutará ante el italiano Fabio Fognini (190).

Mónaco conquistó hoy su segundo título en tres meses y medio, y además el trofeo 174 de la era abierta para el tenis argentino.

Este año, además de los dos títulos mencionados del tandilense, se consagraron campeones Guillermo Cañas en Costa do Sauípe y Juan Ignacio Chela en Acapulco.

Dejá tu comentario