Para no poner en riesgo el Nº 1, Nadal decidió no presentarse en Basilea

Deportes

El número 1 mundial, Rafael Nadal, anunció este martes su baja para el torneo de Basilea, del 21 al 29 de octubre, por unas molestias en la rodilla, según declaró el tenista español en su página de Facebook.

"Tristemente tengo que decirles que no participaré en el torneo de Basilea tras ver a mi médico en España a mi regreso de Shanghái", anunció Nadal en su mensaje en Facebook.

"Tengo una carga de estrés en la rodilla (over stressing), problema que ya tenía durante el torneo de Shanghái y, aconsejado por mi médico, me obliga ahora a tomar un tiempo de reposo", añadió.

"Después de dos semanas muy buenas en China, con el título de Pekín y la final en Shanghái, ahora es tiempo para descansar", insistió el jugador español, que se disculpó ante sus "numerosos fans en Suiza, que siempre me han dado un gran apoyo y respeto, incluso en los partidos contra Roger", en referencia a su gran rival suizo Roger Federer.

Precisamente, Federer batió a Nadal el pasado domingo en la final de Shanghái, en la que el español ya lució una venda de protección en su rodilla derecha.

En juego el número 1 mundial.

El ATP 500 de Basilea es uno de los últimos de la temporada, en la que Nadal, a sus 31 años, aspira a acabar en el primer puesto de la clasificación mundial por cuarta vez en su carrera (2008, 2010 y 2013).

En lo que resta de temporada, hay 3.000 puntos en juego que determinarán quién de los dos, Nadal o Federer, terminará la temporada como número 1: los 500 puntos de Basilea, 1.000 en el Torneo de París-Bercy (del 30 de octubre al 5 de noviembre) y 1.500 en el Torneo de Maestros que se jugará del 12 al 19 de noviembre en Londres.

Actualmente, Nadal aventaja a Federer en 1.960 puntos en la clasificación de la ATP, según el último ranking publicado el lunes.

Nadal podría asegurarse finalizar el año como número 1 si, por ejemplo, alcanza la final en París (600 puntos) y con tres victorias en la fase de grupos del Masters (otros 600 puntos).

Las superficies duras en las que se juegan los últimos torneos de la temporada suelen poner a prueba las articulaciones del tenista mallorquín, que en el pasado ya ha sufrido problemas en sus rodillas.

Estos problemas, por ejemplo, lo hicieron retirarse de las pistas durante siete meses, de julio de 2012 a febrero de 2013, aunque después regresó para hacer una de sus mejores temporadas, ganando su octavo Roland Garros, su segundo US Open y volver a ser el número 1 del tenis mundial.

Dejá tu comentario