River empató y sigue sin rumbo

Deportes

Gimnasia y Esgrima de La Plata y River igualaron sin goles este domingo, en un mal partido de fútbol, donde hubo muy pocas emociones, en un encuentro correspondiente a la novena fecha del torneo Apertura.

El partido se jugó en el estadio Provincial Ciudad de La Plata, con un correcto arbitraje de Carlos Maglio.

Gimnasia y River demostraron en la tarde-noche de La Plata porque están donde están en la actualidad y más allá de que en el segundo tiempo hubo algunas chances de gol, en el balance final se podría decir que el partido fue más que ordinario, por lo mal jugado.

River quedó a 14 puntos de San Lorenzo, el solitario puntero del torneo Apertura, y lo único que le queda en este certamen es ganarle a Boca, rival al que enfrentará en el estadio Monumental en la próxima fecha, cuando se reanude el campeonato luego de una nueva cita por las eliminatorias sudamericanas.

En Gimnasia se produjo el debut como técnico de Leonardo Madelón, que si bien no tuvo mucho tiempo de trabajo en su presentación se pudo ver a un equipo más ordenado, teniendo en cuenta los últimos encuentros del "Lobo".

En la primera etapa, el conjunto dirigido por Diego Simeone tuvo la pelota y jugó en campo del "Lobo", no por ello el equipo de Núñez lastimó demasiado, y estuvo expuesto a los contragolpes de los conducidos por Madelón, que se quedaron en buenas intenciones.

El desarrollo en el comienzo fue acorde a la pobre realidad de ambos en el campeonato, disputaron la pelota y jugaron sin arcos hasta los 35 minutos, cuando parecieron darse cuenta que no le brindaban espectáculo a los hinchas que se acercaron a La Plata.

Los signos de impotencia del conjunto "millonario" se vislumbraron cuando Diego Buonanotte le pegó desde afuera del área a los 37 minutos, lo que representó un "tirito" para el arquero Gastón Sessa.

La única del "Lobo" estuvo en la cabeza de Néstor Martinena, después de un centro desde la derecha del Alvaro Ormeño, pero el remate se fue desviado ante los ojos de un tranquilo Marcelo Ojeda.

Lo último de los primeros 45 minutos fue un remate peligroso de Leonardo Ponzio que atajó muy bien Sessa, una de los pocos destacados de la cancha.

El trámite del complemento insinuó ser diferente cuando, a los 3 minutos, Matías Abelairas envió un centro desde la izquierda para que se luzca Sessa después del cabezazo de Santiago Salcedo.

Decididamente las palabras de Simeone en el vestuario surgieron efecto en sus dirigidos, quienes sin ser claros le aportaron más vértigo a su juego, algo que los platenses contrarrestaron con esfuerzo y entusiasmo.

Esas mismas ganas que tuvo Diego Villar para a los 20 minutos rematar y exigir una buena respuesta de Ojeda, casi un espectador de lujo a esa altura aunque la pelota circuló en varias oportunidades por su área.

A partir de ahí el conjunto local se hizo cargo del desconcierto "millonario" y fue a buscar la ventaja, que no pudo concretarla porque Diego Alonso, en una inmejorable posición en vez de rematar al arco eligió el pase a un compañero, en lo que parecía ser la chance más clara del local.

Los visitantes comenzaron a abusar del pelotazo y de los centros cruzados para la cabeza de Salcedo y Andrés Ríos ante la bien plantada defensa platense.

Diego Buonanotte, Mauro Rosales y Salcedo se pudieron adjudicar el triunfo en el final del partido pero Sessa, quien a esa altura era la figura de su equipo, y la suerte volvieron a ahogar el grito de gol para sentenciar un 0 a 0, que rápidamente pasará al olvido.

  • Una victoria por 3 a 2 sobre Colón, ante su público en Sarandí, le permitió a Arsenal retemplar hoy los ánimos después de haberse quedado entre semana fuera de la Copa Sudamericana, certamen que lo tenía como defensor del título y en el que había depositado muchas expectativas.

    Arsenal se mostró dispuesto a olvidar rápidamente la eliminación de la Copa Sudamericana a manos de Estudiantes y para ello tomó la iniciativa del partido en pos de la victoria.

    Para ello colaboró en mucho el gol anotado mediante golpe de cabeza por el colombiano Jossimar Mosquera, que a los 25 minutos puso en ventaja a los locales.

    De allí en adelante el dueño de casa bajó el vértigo y empezó a manejar la pelota con criterio a partir del despliegue inteligente del ex Ferro Carril Oeste Matías Carabajal.

    El criterio del volante central del 'Arse' tuvo eco ofensivo en el delantero Luciano Leguizamón y en Javier Yacuzzi, que pasaba permanentemente por su izquierda y le complicaba la defensiva línea de tres dispuesta por Antonio Mohamed.

    El "Turco" decidió poner toda la carne en el asador en el arranque del segundo período al hacer ingresar a dos delanteros como Lucas Acosta y Rubén Ramírez por dos volantes como Juan Carlos Falcón y Nicolás Torres, pero los resultados no fueron inmediatos y allí se definió la suerte de los santafesinos.

    Es que a los 15 minutos Diego Crosa se equivocó y Yacuzzi puso a su equipo dos goles arroba en el marcador, ante un Colón ya desconcertado.

    Sin embargo Ramírez logró el primer descuento diez minutos más tarde y le abrió una luz de esperanza a los santafesinos, aunque en el desarrollo sus aspiraciones no parecían tener tanto asidero.

    Y cuando faltaban apenas cuatro minutos y ya con Alejandro Gómez en la cancha, llegó la tercera y letal anotación de los dueños de casa en una acción muy similar a la del tanto anterior, con el 'Papu' definiendo con el arco vacío tras pasar el balón sobre el cuerpo del guardavallas Sebastián Blázquez.

    El postrero descuento de Esteban Fuertes ya no afectó el festejo con forma de desahogo de los del "Viaducto", que quieren dejar atrás una Copa Sudamericana que lo vio campeón en su edición del año pasado para meterse otra vez de lleno en el Apertura.

    En tanto Colón vuelve a mostrar, como sucede repetidamente en los últimos años, que sus auspiciosos comienzos terminan diluyéndose antes de la décima fecha, sea quien fuere el entrenador que está al frente del equipo.
  • Dejá tu comentario