River ganó en el Sur y acecha a Boca

Deportes

River venció hoy como visitante a Banfield por 1 a 0 en un partido que no pudo definir por un margen más amplio, ante un rival trabajador que estuvo cerca del empate.

El gol de Ernesto Farías al minuto del complemento fue el de la victoria de River, que terminó con diez por la expulsión de ese jugador, quien vio la tarjeta roja junto con Javier Sanguinetti.

River se mostró más incisivo y ganó bien pero pasó algunas zozobras, todas bien conjuradas por el arquero Juan Pablo Carrizo; además, sustentaron su juego otras figuras.

Porque en la línea de fondo se desempeñó correctamente Eduardo Tuzzio, el mediocampo volvió a ser dominado por Nicolás Domingo en la marca y Fernando Belluschi en la distribución y cuando entró Marcelo Gallardo, dio la asistencia del gol, en el marco de una interesante maniobra.

Banfield pareció muy mezquino porque abusó del pelotazo, pero en rigor, es un equipo que hace lo que puede, manejado desde el fondo por Sanguinetti.

El defensor de 35 años juega en una pequeña parcela, quita y distribuye atinadamente, pero además aparece en función de ataque en los centros y se comporta como un caudillo.

Los pelotazos en cambio, buscaron a Josemir Lujambio que no tuvo una buena tarde.

Todo lo que atacó River en el primer tiempo terminó mal mientras que Banfield, pura voluntad, aunque estuvo más cerca del gol, con un tiro libre a los 27 minutos, ejecutado por Martín Andrizzi y salvado por arriba del travesaño por Carrizo.

Y más allá de la mala puntería riverplatense, el visitante tuvo algunas dificultades para armar jugadas de ataque y volvió a retrasarse Gonzalo Higuaín para entrar en juego, como ocurriera en el primer tiempo del superclásico.

Al minuto del segundo tiempo -en cuyo inicio Gallardo entró en reemplazo de Federico Domínguez-, "El Muñeco" Gallardo avanzó desde la posición de 10 -después de un fallido adelantamiento del mediocampo banfileño-, Higuaín se llevó las marcas y Farías quedó sólo por derecha, donde recibió y definió con un tiro violento.

Banfield tomó entonces la iniciativa y fue bien llevado por el ingresado Christian Bardaro, quien le dio más vida al ataque de su equipo pero Gallardo aportó mayor claridad a los avances de River, a pesar de que perdió algunas pelotas.

River no lo pudo definir cuando tuvo las oportunidades, por ejemplo a los 17 con una buena maniobra de Higuaín que terminó mal.

Enseguida lo tuvo Banfield por intermadio de Silvio González pero tampoco se le dio.

Y el partido estaba así, para que River lo liquidara o Banfield lo empatara, el primero tratando de "cocinarlo a fuego lento", el otro con más voluntad que buen juego.

Pero fue Banfield el que creció y entonces empezaron los milagros de Carrizo, quien salvó milagrosamente dos veces ante Silvio González en 25.

Al minuto se produjo una buena maniobra de Bardaro y un cabezazo de González terminó saliendo cerca del palo izquierdo.

Después fue Gallardo quien intentó definirlo tras una maniobra personal en que disparó, a los 38 minutos pero su tiro salió desviado cerca del palo derecho.

Y sobre el final, Carrizo le tapó el último intento a Bardaro, en una jugada impresionante.

Dejá tu comentario