River tuvo que sufrir para ganar por segunda vez

Deportes

River terminó sufriendo un partido que parecía finalizaría sin demasiados sobresaltos y se convirtió en uno de los punteros del torneo Apertura de fútbol de primera división tras vencer, de visitante, a Huracán por 1 a 0, en un partido de la segunda fecha del certamen.

El único tanto del conjunto que dirige Ángel Cappa, que sumó su segundo triunfo en igual cantidad de presentaciones, lo convirtió Facundo Affranchino, a los 11 minutos de la etapa inicial.

River, que terminó con diez jugadores por la expulsión de Ariel Ortega, justificó la victoria por lo hecho en los primeros 45 minutos.

El conjunto de Núñez, durante ese período manejó bien la pelota, presionó a su rival, no pasó sobresaltos en defensa, marcó un gol y dispuso de varias situaciones para ampliar la ventaja.

Así, a los 11 minutos Affranchino abrió el marcador después de capitalizar un centro desde la derecha de Rogelio Funes Mori.

A partir de ese gol River manejó el juego a partir del muy buen trabajo de sus dos centrales, principalmente de Jonathan Maidana (la figura de la cancha), el despliegue de Matías Almeyda y un correcto juego colectivo.

Huracán, que comenzó con un mezquino esquema de 4-4-1-1, tardó en asimilar el golpe y recién con el ingreso de Mariano Martínez por Luciano Nieto, a los 33 minutos de juego, niveló un poco el desarrollo del partido e inquietó a Juan Pablo Carrizo.

De hecho una gran jugada Martínez, sobre los 40 minutos, fue el primer llamado de atención para el fondo de River.

No obstante, en el segundo tiempo el conjunto que dirige Héctor Rivoira cambió de actitud, se apoderó de la pelota y arrinconó a su rival.

Huracán, sin brillar, pero a partir del despliegue de Juan Brítez Ojeda y el juego de Martínez, trató de llegar al empate, pero le faltó peso ofensivo. Cuando se fue expulsado Ariel Ortega a los 66 minutos, el local, con más ímpetu que fútbol, comenzó a acercarse al arco defendido por Juan Pablo Carrizo y hasta pudo haber llegado en alguna oportunidad, a la igualdad que hubiese sido inmerecida.

A los 76 vMuriel Orlando, que había ingresado por el debutante Jonathan Hereñú, tuvo el empate, pero falló en la definición.

River lo ganó porque aprovechó su momento, anotó el gol y después supo conservar la ventaja ante un Huracán que regaló un tiempo y luego no tuvo peso en ataque para llegar al empate.

Dejá tu comentario