Segura desmintió que AFA revenda entradas: "No cobramos de más"

Deportes

El vicepresidente de la AFA, Luis Segura, así como un empleado clave del área de venta de entradas, se defendieron este martes de las acusaciones por reventa en el Mundial Brasil 2014 y admitieron los errores cometidos.

Primero fue el jefe administrativo del área venta de entradas, Emilio Vázquez, quien aseguró que no vio que se haya cobrado "un dólar de más por una localidad".

"El proceso de entradas lleva muchos meses, tenemos un registro de las entregas que van a comprar la familia de los jugadores, dirigentes y sponsors", afirmó el jefe de administración de entradas de la AFA.

El empleado fue consultado este martes por el programa "Casi Despierto", de FM Nacional Rock 93.7.

"La FIFA a último momento nos dio un remanente de entradas, podíamos dejarlo y que ingrese en el sistema, pero decidimos tomarlo. No eran gratis, había que cobrarlas para poder ir a pagarlas. Esa plata es para la FIFA", comentó.

También explicó: "Nosotros las cobramos y le pasamos a la FIFA la factura que corresponde, no pasa de ahí".

En un video que tiene como prueba la Subsecretaría de Inteligencia de Río, se ve al gerente de Selecciones nacional Omar Pouso recibir un dinero (siempre dólares) a cambio de entradas para el partido.

Las imágenes corresponden a los días previos al encuentro entre la Selección y Bélgica, en Brasilia, por los cuartos de final del Mundial.

Segura reconoció este martes que cometieron "un grave error" al vender entradas a hinchas argentinos, pero aclaró que se dieron al mismo valor que tenían para la FIFA.

"Cometimos un grave error y me arrepiento", admitió el directivo en declaraciones a radio Mitre y al canal Todo Noticias, al reconocer que se habían entregado a simpatizantes que fueron sin tickets para entrar a los partidos de la Copa del Mundo.

De todos modos, negó haber cometido algún ilícito: "No tengan dudas de que no le revendí entradas a nadie. Yo lo que hice desde mi modesto lugar fue venderle entradas a las personas que viajaron a Brasil sin tickets y lo que intentamos hacer fue solucionarle ese problema a la gente".

Cuando fue consultado acerca del modo en el que se llevó a cabo esa venta (eligiendo casi a dedo al comprador), el dirigente se justificó al explicar que "yo no puedo salir a la verja a anunciar que tenía entradas, así que tratamos de venderles las que nos sobraban a gente conocida".

"Había 400 personas pidiendo entradas, algunos de buena manera y otra con insultos. Si uno tiene la posibilidad de resolverle el problema a 100 personas, lo hace", dijo el hombre de Argentinos Juniors.

Ante la consulta relacionado a cómo llegaban los compradores a Segura, el directivo reconoció que fue "por contactos".

"Tratamos de elegir a personas que luego no las revendieran", se defendió.

Y luego aseguró: "No tengo idea de dónde salieron las entradas que terminaron en manos de los barrabravas. Habría que preguntárselo a ellos".

"FIFA nos pasó sobrantes, y los vendimos a precio oficia. No cobramos de másl. Las que vendimos tenían el valor impreso en la misma entrada y se vendió a ese mismo precio. Que venga alguien y me diga que yo le vendí una entrada a un precio mayor del que correspondía", detalló.

Entre los pormenores que ofreció Vázquez está también la siguiente explicación: "Estas entradas de última hora había que entregarlas y cobrarlas, no había mucho tiempo por eso se hace en el lobby del hotel. Nos ofrecieron las entradas el día anterior, faltaba cobrarlas y entregarlas para pagarlas".

"Se vendieron a los valores oficiales de FIFA. No hay ninguna denuncia. Hay un video de
Brasil que muestra a personas de la AFA entregando y cobrando la entrada que era una cuestión lógica porque la entradas de la FIFA son con cargo", precisó.

Segura cerró con esta frase: "Ahora me estoy comiendo un garrón. Acepto que es desprolijo, y si me tocase vivir otra vez un hecho similar, la próxima me guardo las entradas y no ayudo a nadie. Si alguien viaja sin entradas, le diré embromate".

Dejá tu comentario