1 de marzo 2024 - 13:58

Sigue el escándalo en la Fórmula 1 por el "caso Horner": filtraron chats privados en las redes

El director del equipo de Red Bull fue absuelto del caso por "conducta inapropiada" con una empleada, sin embargo volvió a estar en el ojo de la polémica por la filtración de unos chats privados que incluyen al jefe.

Christian Horner sigue en el ojo de la tormenta en la Fórmula 1 por los Horner Leaks.

Christian Horner sigue en el ojo de la tormenta en la Fórmula 1 por los "Horner Leaks".

Christian Horner, jefe de la escudería Red Bull de la Fórmula 1, regresó el viernes al circuito bareiní de Sakhir, un día después de que un correo electrónico anónimo ampliamente difundido volviera a poner en el foco las recientes acusaciones de mala conducta hacia una colega.

Horner, que negó las acusaciones, fue absuelto el miércoles tras una larga investigación llevada a cabo por un abogado independiente de la empresa matriz austriaca del equipo ganador del campeonato, Red Bull GmbH. Red Bull ha dicho que el informe de la investigación será confidencial.

No obstante, Horner volvió a quedar en el ojo de la tormenta por la filtración de una serie de documentos en los que se ven las presuntas conversaciones que mantuvo el pope de Red Bull con la trabajadora y que tendrían contenido sexual.

En la tarde del jueves, en la sala de prensa del circuito de Sakhir (Baréin), justo cuando comenzaron los primeros ensayos libres de la carrera inaugural de la temporada, un 'mail' anónimo fue enviado a decenas de periodistas, altos responsables de la Fórmula 1, de la Federación Internacional del Automóvil (FIA) y dirigentes de los equipos.

Su contenido: Un vínculo que llevaba a los destinatarios a supuestos intercambios (mensajes, fotos y vídeos), por el momento sin verificar, entre la empleada que había presentado la denuncia y Horner, supuestamente procedentes de la investigación.

image.png

Horner dijo a Sky Sports el jueves que está centrado en la carrera de apertura de temporada del sábado en Sakhir, pero sus esperanzas de seguir adelante rápidamente se vieron sacudidas por el correo electrónico enviado a todo el paddock.

"Tras la reciente investigación y declaraciones de Red Bull, le interesará ver el material adjunto", decía el correo electrónico, enviado desde una dirección anónima y titulado "Pruebas de la investigación de Christian Horner", a través de un enlace de Google Drive.

Entre los 150 destinatarios figuraban el presidente de la FIA, Mohammed Ben Sulayem, el director ejecutivo de la Fórmula 1, Stefano Domenicali, los titulares de los derechos comerciales, Liberty Media, jefes de equipo y miembros de los medios de comunicación.

El correo electrónico provocó nuevas especulaciones en los medios y en las redes sociales sobre el futuro de Horner en el equipo dominante del deporte. Un portavoz de la FIA dijo el viernes que el organismo rector lo considera un asunto interno, pero que sigue de cerca la situación.

El jueves por la noche, Horner negó las acusaciones en un comunicado. "No voy a hacer comentarios sobre especulaciones anónimas", dijo el expiloto de 50 años, casado con la excantante de las Spice Girls Geri Halliwell.

image.png

"Pero reitero que siempre he negado las acusaciones. Respeté la integridad de la investigación independiente y cooperé plenamente con ella en todo momento", agregó.

"Ha sido una investigación exhaustiva y justa llevada a cabo por un abogado especialista independiente y ha concluido desestimando la denuncia presentada. Sigo plenamente centrado en el inicio de la temporada", cerró.

Dejá tu comentario

Te puede interesar