La industria tabacalera invirtió en la F-1 durante 2019 u$s100 millones

Deportes

Philip Morris International (PMI) y British American Tobacco (BAT) colocarán este año unos 115 millones de dólares en dos de los equipos históricos de la F1, Ferrari y McLaren.

Las marcas de tabaco siguen apostando en la Fórmula 1 para expandirse a la mayor cantidad de público posible para conseguir más ventas. Un informe elaborado por el organismo de control antitabaco STOP y la compañía Formula Money estima que la industria gastó el año pasado más de 100 millones de dólares en publicitarse en el Gran Circo, tanto como en 2011.

El informe denuncia el aumento de las inversiones de la industria tabaquera después de unos años en los que la toma de conciencia sobre el peligro del tabaquismo, las restricciones de los diferentes países y la prohibición interna en la F1 llevaron a unos años de caída de esas inversiones.

Desde la creación de la F1 hace 70 años, la industria tabaquera invirtió 4.400 millones de dólares en publicidad en la categoría reina del automovilismo, según este estudio.

Dos de los gigantes de la industria tabaquera, la norteamericana Philip Morris International (PMI) y British American Tobacco (BAT) invertirán este año unos 115 millones de dólares en dos de los equipos históricos de la F1, Ferrari y McLaren.

Por supuesto, son una fuente de ingresos importantes para ambos equipos. Pero también son un rompecabezas en algunos países en los que se celebra un Gran Premio y las leyes antitabaco prohíben este tipo de publicidad. Ferrari ha tenido que retirar los logos de la campaña ‘Mission Winnow’ de Philip Morris en reiteradas ocasiones.

“No debemos retroceder en la lucha contra el tabaco”, declaró en un comunicado el doctor Rüdiger Krech, médico que trabaja para la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Hacer publicidad para estos productos atraen nuevos fumadores, especialmente los jóvenes, lo que causa un perjuicio a las generaciones futuras”, añadió.

La OMS calcula que cada año mueren en el mundo más de siete millones de personas como consecuencia de tabaco.

El año pasado, PMI y BAT, a través de sus filiales de investigación científica, firmaron acuerdos de patrocinio con Ferrari y McLaren, más de una década después de la convención de la OMS en la que se prohibió la publicidad en favor del tabaco.

Los gigantes del tabaco ya no publicitan sus tradicionales marcas de cigarrillos, pero sí nuevos productos alternativos supuestamente “sin humo”, pese a que contienen tabaco, sin mencionarlos directamente.

La Federación Internacional del Automóvil, instancia dirigente de la F1, prohibió toda publicidad de tabaco en 2006.

“La FIA dice promover una contribución positiva a la sociedad. Es imposible por cuanto está relacionada a una industria que provoca tanto daño”, escribió Mary Assunta, miembro de STOP en el comunicado.

La FIA respondió que se mantiene “firmemente opuesta a la publicidad de tabaco. No obstante, no estamos en una posición en la que podamos interferir en los acuerdos comerciales privados entre las escuderías y sus patrocinadores”.

PMI y BAT aseguran que no hacen publicidad directa de cigarrillos, aunque STOP denuncia que están asociadas a productos que contienen tabaco.

El informe estima que el valor de la cobertura mediática de las carreras de Fórmula 1 en 2019 fue de “al menos 150 millones de dólares” para ‘Mission Winnow’, una organización vinculada a Philip Morris y de 27,6 millones de dólares para las marcas de BAT.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario