Temor por una ola de calor extremo durante los Juegos Olímpicos París 2024

Mientras la agencia meteorológica Météo-Frannce plantea un escenario más cálido de lo normal, una investigación, publicada en la revista Npj Climate and Atmospheric Science, analizó el riesgo de un calor extremo que será récord.

Temperaturas más calidas de lo narmal se esperan durante el desarrollo de los Juegos Olímpicos en París.

Temperaturas más calidas de lo narmal se esperan durante el desarrollo de los Juegos Olímpicos en París.

dIARIO iNFORMACIÓN

Francia experimentará probablemente unas temperaturas "más cálidas de lo normal" en los próximos tres meses, de mayo a julio, el período que cubre el inicio de los Juegos Olímpicos de París 2024, anunció su agencia meteorológica.

"Un escenario más cálido que lo normal es el más probable para Francia. Esta probabilidad es más marcada para las regiones mediterráneas", explicó Météo-France.

Esta probabilidad se evalúa en un 50% para Francia metropolitana. El escenario "normal" recoge un 30% de probabilidades, mientras que un escenario más frío cuenta con un 20% de probabilidades.

Esos cálculos se hacen en base a las condiciones meteorológicas del período 1991-2020.

En cuanto a las precipitaciones, "no hay un escenario predominante en Francia, ni de forma general en Europa".

Estas tendencias, que Météo-France actualiza cada mes para los tres meses siguientes, coinciden con el inicio de los Juegos Olímpicos (26 de julio al 11 de agosto).

"Es demasiado pronto para prever las condiciones meteorológicas de este verano semana a semana", subraya sin embargo Météo-France, que advierte contra conclusiones precipitadas.

Por lo tanto, es demasiado pronto para decir si el verano será canicular o no, un factor que puede influir en la organización de ciertos eventos deportivos.

"Prever un escenario más cálido que lo normal durante tres meses no implica necesariamente la ocurrencia de olas de calor o canículas", advierte el comunicado.

"Las tendencias climáticas a tres meses no proporcionan información sobre la posibilidad de batir o no récords en la próxima temporada", insiste Météo-France.

Sin embargo, una investigación, publicada en diciembre en la revista Npj Climate and Atmospheric Science, analizó el riesgo de una ola de calor de dos semanas de duración que superaría la ola de calor récord de todos los tiempos vista en París en 2003.

"En 20 años, el clima ha cambiado y la idea era advertir a los responsables políticos de que podría ocurrir algo incluso peor que en 2003, que es posible", dijo el autor principal, Pascal Yiou.

"En el siglo XX no era posible superar este récord, pero ahora no sólo podemos igualarlo sino superarlo con una probabilidad finalmente bastante alta, del orden de 1/100", añadió.

Un estudio separado publicado en mayo de 2023 en la revista The Lancet Planet Health encontró que París tenía las tasas de mortalidad relacionadas con el calor más altas de 854 pueblos y ciudades europeas, en parte debido a su falta de espacios verdes y su densa población.

Las estadísticas también estuvieron muy sesgadas por los acontecimientos de 2003, cuando murieron 15.000 personas, la mayoría de ellas personas mayores vulnerables que vivían solas, lo que provocó un ataque de examen de conciencia a nivel nacional.

JJOO CALOR.webp
Un estudiopublicado en la revista The Lancet Planet Health establece que París tenía las tasas de mortalidad relacionadas con el calor más altas de 854 pueblos y ciudades europeas, en parte debido a su falta de espacios verdes y su densa población.

Un estudiopublicado en la revista The Lancet Planet Health establece que París tenía las tasas de mortalidad relacionadas con el calor más altas de 854 pueblos y ciudades europeas, en parte debido a su falta de espacios verdes y su densa población.

En los últimos cinco años, París fue testigo de una serie de veranos abrasadores que han visto desmoronarse récords de calor.

En julio de 2019 se estableció un nuevo pico de temperatura histórico cuando el servicio meteorológico Méteo-France registró 42,6 ºC en la capital.

Los organizadores de los Juegos Olímpicos de París 2024 y de los Juegos Paralímpicos, que comenzarán a finales de agosto, dicen que son "plenamente conscientes" de los riesgos relacionados con el clima para los Juegos.

"Las olas de calor y los fenómenos meteorológicos extremos son factores que tenemos en cuenta y para los que nos estamos preparando en la medida de lo posible para tomar las medidas necesarias", afirmó un portavoz.

Las pruebas de atletismo, en particular el maratón, así como el tenis o el voleibol de playa, se consideran vulnerables a los efectos del sol y las altas temperaturas.

Los atletas jóvenes y en forma también podrían resultar más resistentes que los espectadores, quienes probablemente enfrentarán colas para ingresar a las sedes y potencialmente pasar horas sin sombra en estadios al aire libre.

El jefe de la agencia francesa responsable de la construcción de las sedes olímpicas, Nicolas Ferrand, aseguró en una audiencia en el Senado que todas las instalaciones interiores se habían construido teniendo en cuenta el calentamiento global.

Otra área de constante preocupación es la villa de los atletas en el norte de París, que se construyó sin aire acondicionado como parte de los esfuerzos por establecer nuevos estándares ambientales para los Juegos de París.

En cambio, los bloques de pisos junto al río tienen sistemas de refrigeración geotérmica natural, así como sombrillas, zonas verdes y ventilación por viento.

Se han construido cerca de 3.000 nuevos apartamentos junto al río Sena, en Saint-Ouen, que se utilizarán como villa de los atletas. Garantizan una temperatura interior al menos 6,0 ºC más baja que la exterior, algo que algunas naciones asistentes consideran insuficiente.

Como solución de compromiso, los organizadores franceses se ofrecen ahora a proporcionar, a su costa, aparatos de aire acondicionado portátiles a las delegaciones visitantes.

Dejá tu comentario

Te puede interesar