"Todavía no sé qué voy a hacer, si alguien tiene algo que me avise"

Deportes

Informa Ariel Giuliani.- José Acasuso se despidió formalmente del tenis con una conferencia de prensa en el Buenos Aires Lawn Tennis Club. Visiblemente emocionado, y con lágrimas en los ojos que nunca cesaron, el tenista misionero explicó los motivos de su retiro.

Luego de agradecer a todos y de confesar que las lesiones lo obligaron a dejar la actividad, Acasuso explicó que "estaba sin motivación, y así es muy difícil competir o entrenar", para luego recordar que: "Yo decía que el día que no disfrutara más me iba a retirar, y me pasó un poco eso".

Cuando llegó el turno de elegir sus mejores momentos se quedó con la final de Sopot en 2002 cuando le ganó a Franco Squillari, la semifinal en la que supera a Lleyton Hewit en la Copa Davis de 2006 y los dos sets abajo que levantó ante Andy Roddick en los octavos de final de Roland Garros, en 2005.

Siempre al borde del llanto y con sus ojos vidriosos, Acasuso sacó chapa y expresó su mayor orgullo. "Fui una parte del resurgimiento del tenis en Argentina, y eso es un orgullo", aseguró.

Pese a la fuerte emoción que lo invadía, "Chucho" se permitió una broma y confesó que: "Todavía no sé qué voy a hacer, si alguien tiene algo que me avise, je".

Sin tiempo para mucho más, el misionero eligió esas pocas palabras para definir su retiro del tenis, el comienzo de una nueva vida. Finalmente Acasuso no lloró, como tantas otras veces en la cancha, aguantó el quiebre y ganó con el abrazo de todos los que lo rodearon.

Dejá tu comentario