Una contundente victoria del Sub-20 ante Panamá

Deportes

El partido fue tal solamente los primeros 20 minutos. En ellos un prolijo Panamá se defendió con una línea de cinco y otra de cuatro adelante, tratando de manejar la pelota en forma pausada y haciendo pases cortos para no perderla.

Esto duró hasta que la Selección argentina se dio cuenta de que tirando largos pelotazos a espaldas de los defensores Moralez, Agüero y Zárate quedaban mano a mano con el joven arquero de 16 años, Mejía. A partir de allí, en una ráfaga de 6 minutos, marcaron cuatro goles y pudieron haber marcado otros cuatro.

Fue Maximiliano Moralez, que jugó prácticamente de delantero por derecha, quien aprovechó un generoso pase de Agüero que lo dejó con el arco libre; después fue Mauro Zárate conectando un centro de Matías Sánchez; el tercero lo logró Sergio Agüero, que quedó solo frente a Mejía y no tuvo inconvenientes en vencerlo y el cuarto otra vez de Moralez, después de una gran jugada de Piatti por izquierda.

Allí, la Selección argentina se conformó con el resultado, empezó a hacer circular la pelota hacia los costados y a que pasara el tiempo desnudandola incapacidad de los panameños para manejar la pelota y crear alguna situación de peligro ante el arco de Sergio Romero.

A los 35 minutos, el DT panameño cambió su táctica sacando a uno de los cinco defensores y poniendo a un mediocampista para formar una especie de 4-4-1-1.

Argentina lo dejó jugar y no se preocupó en hacer más goles, graduando el partido hasta el ingreso de Di María. En la primera jugada, el delantero de Rosario Central desbordó y tiró el centro para que Agüero marque el quinto, y después Agüero le devolvió atenciones dejándolo solo frente al arco para que marque el sexto.

A pesar del contundente triunfo que permite soñar con la clasificación, Panamá no fue rival como para medir la labor cumplida por el Sub-20 argentino. Simplemente porque los panameños dieron la sensación de ser en todo momento un equipo amateur, que cometió muchos errores defensivos y que careció de potencia en los metros finales.

Argentina ganó con mucha facilidad, pudo haber generado un resultado de hasta dos dígitos y si no lo hizo, fue porque no se lo propuso.

Dejá tu comentario