Viajaron en su peor momento

Deportes

Boca y River viajaron para jugar por la Copa en su peor momento y a una semana para el Superclásico. River perdió como local ante Olimpo después de una semana difícil por la pelea entre Horacio Ameli y Eduardo Tuzzio por asuntos personales, que tuvo en vilo a todo el plantel y Boca cayó ante Instituto, también como corolario de una semana muy tensa por las declaraciones de Jorge Benítez, quien dijo que «Boca ya estaba fuera de la lucha por el campeonato», después de perder la semana pasada con Argentinos.

Los dos juegan mañana. Boca en la calurosa Barranquilla ante el Junior, a partir de las 20, y River en la altura de Quito ante la Liga Deportiva Universitaria, a las 22.30. Los dos viajaron en vuelo chárter para ahorrar horas de vuelo y ganar en descanso.

Otras de las coincidencias es que ambos consiguieron un refuerzo para la Copa y esperan lograr otro más. En Boca firmó Gerardo Bedoya, el lateral colombiano ex Racing y Colón, que viene de descender en México con el Puebla, y River consiguió repatriar a Daniel Montenegro, quien no pudo conseguir la titularidad en el Saturn de Rusia. Boca sigue atrás de un «enlace» y aunque dicen que el más cercano es Ariel Ibagaza del Atlético de Madrid, ya se nombraronmás de 10 candidatos a este puesto y ninguno se concretó. A River le pasa lo mismo con el zaguero central.

Ahora se habla del experimentado Mauricio Pellegrino, que está en el Liverpool de Inglaterra, pero antes se nombró, entre otros, a Talamonti, Quatrocchi y hasta a Carlos Galván, de Argentinos Juniors.

No es el mejor momento anímico de ninguno de los dos; sin embargo, sus posibilidades de seguir en la Libertadores están intactas y pueden servir para revertir la mala imagen que dejaron en las dos últimas fechas del Clausura y llegar con el ánimo templado al superclásico del domingo. Leonardo Astrada

Dejá tu comentario