Ahora campo busca acercarse a gobierno

Economía

Sorpresivamente, sobre el cierre del año, las entidades del campo, que hicieron el paro más fuerte de los últimos años, salieron ayer a pedir la reanudación del diálogo con el gobierno y clamaron por «evitar las confrontaciones».

«El año que empieza no deberá ser un escenario de conflictos, sino el marco para un encuentro sincero entre las autoridades y los productores para construir un horizonte a largo plazo, que estimule la inversión, el empleo y la productividad», indicaron Confederaciones Rurales Argentinas, Sociedad Rural, la Federación Agraria y Coninagro, la entidadque no adhirió a la protesta sectorial.

  • Señales

    Dado que ni Economía ni Presidencia dieron señales de acercamiento concreto y definido (un subsecretario de estrecha relación con las entidades fue el único contacto en el último mes), la preocupación de la dirigenciadel campo por la falta de diálogo se incrementa. «El desafío de otra política agropecuaria», es el título del comunicado a través del cual las cuatro organizaciones rurales, entre ellas CRA que preside Mario Llambías, exhortaron a « aprovechar la oportunidad histórica que nuestro país tiene por delante» a partir de las perspectivas favorables que tendrá el agro durante el próximo año.

  • Consenso

    «Las variables internacionales permiten pensar que 2007 será beneficioso para la producción agropecuaria de la Argentina si se establece una política que brinde previsibilidad al sector», indicaron las entidades en el único comunicado que realizaron durante el año, en conjunto, ya que con el transcurrir de los meses se vieron fisuras en la relación entre ellas.

    Las organizaciones representativas del agro se mostraron conciliadoras: « Quienes vivimos en el campo apostamos al futuro de nuestros pueblos del interior profundo, porque son los lugares en los que sostenemos hace años nuestra labor cotidiana. Es tiempo de buscar soluciones que no generen confrontaciones en nuestra sociedad».

    «Seguiremos el sendero de las propuestas con el fin de alcanzar un consenso hacia una política que entregue los alimentos que producimos a valores que estén al alcance del bolsillo de todos los argentinos. Y que al mismo tiempo deje aprovechar las excelentes oportunidades que brinda la actual coyuntura mundial. Los ruralistas dicen que pretenden un «un modelo que permita crecimiento con equidad, que brinde confianza y mejor competitividad a las empresas que conforman toda la cadena agroalimentaria».
  • Dejá tu comentario