Air Madrid presentó la suspensión de pagos

Economía

La aerolínea española Air Madrid presentó anoche el "concurso voluntario de acreedores" (suspensión de pagos) ante un juzgado mercantil de la capital de España para afrontar pagos por eventuales reclamaciones.

Fuentes de la aerolínea informaron que la decisión se debe a la necesidad de Air Madrid de hacer frente los reclamos de proveedores y clientes, debido a que carece "de dinero en caja para afrontar la deuda".

La compañía aérea suspendió sus vuelos el pasado 15 de diciembre, cuando estaba siendo investigada por el Ministerio de Fomento, y dejó a miles de pasajeros en tierra, muchos de ellos inmigrantes latinoamericanos residentes en España que se disponían a viajar a sus países de origen para pasar las Navidades.

Air Madrid tiene retenidos por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) los ingresos obtenidos por la venta de billetes de noviembre, que alcanzan los 9,7 millones de dólares (7,3 millones de euros), así como 7,8 millones de dólares más (6 millones de euros) que están en manos de las agencias de viajes y que corresponden a los billetes de diciembre.

Air Madrid, que inició operaciones en mayo de 2004, estaba siendo investigada y vigilada por las autoridades aeronáuticas de España desde el pasado mayo, a la vista de que en sus treinta meses de funcionamiento acumuló decenas de denuncias por irregularidades, deficiencias en la seguridad y retrasos prolongados.

Con un vuelo a Ecuador y Panamá finalizó ayer el dispositivo especial del Gobierno español para hacer frente al cierre de Air Madrid, mientras los pilotos de la aerolínea pedían que se les permita volar diez días para trasladar a los pasajeros afectados.

El último vuelo era el tercero que partió el jueves desde el aeropuerto madrileño de Barajas, después de que lo hiciera uno con 381 pasajeros, con destino a las ciudades ecuatorianas de Quito y Guayaquil, y otro con 279 pasajeros en dirección a Bogotá y Lima.

Mientras, el presidente de Air Madrid, Jose Luis Carrillo, hizo ayer sus primeras declaraciones para confirmar que hay varias empresas interesadas en comprar su compañía y que la suspensión de pagos es inminente, al carecer de activos.

Carrillo se hizo, a finales de 2004, con la mayoría de las acciones de la aerolínea y comenzó a ampliar los trayectos -que inicialmente tenían como destino la República Dominicana, México, Brasil, Colombia, Perú, Costa Rica-, a Argentina, París, Roma, Milán (Italia) y Bucarest, entre otros.

Pese a la conclusión del dispositivo de emergencia, no cesaron las protestas de los afectados por esta crisis, como el medio millar de colombianos, argentinos y uruguayos que cortaron el tráfico en los accesos al aeropuerto de El Prat (en Barcelona) -lo que provocó importantes atascos-, para reclamar poder volar a sus respectivos destinos.

Por su parte, el canciller paraguayo, Rubén Ramírez, afirmó que ha iniciado trámites para conseguir el reembolso a los ciudadanos de su país afectados por la suspensión de los vuelos de Air Madrid.

Según Castro, hay entre 4.000 y 5.000 ecuatorianos perjudicados por la crisis de Air Madrid.

Además, la secretaria de la Defensoría del Pueblo anunció que esa entidad presentará un proceso contra Air Madrid en España, "por daños y perjuicios", a partir de las denuncias que cientos de emigrantes han presentado ante la Fiscalía ecuatoriana.

Air Madrid cerró 2004 con unas pérdidas de 8,4 millones de dólares (6,3 millones de euros actuales); 2005 con pérdidas de 19,8 millones de dólares (15 millones de euros) y, según fuentes del sector consultadas por Efe, la deuda a acreedores podría situarse en torno a 50 millones de dólares (38 millones de euros).

Dejá tu comentario